“Vinimos a ganar, no nos servía otra cosa. El primer tiempo que habíamos hecho fue bueno. Me voy contento por los tres puntos, son importantes, el campeonato es largo, ahora hay que hacerse fuertes en casa”. La reflexión de Damián Arce, el 10 de Instituto que fue gravitante en el triunfo sobre Villa Dálmine en Campana por 2 a 1, en la Primera Nacional. Tercero de la Gloria, tercero de visitante.

//Mirá también: Instituto lo dio vuelta y le ganó a Villa Dálmine

“Se nos está dando el gol de pelota parada y eso es importante. Aprovechar el juego aéreo en esta categoría te fortalece. Trabajamos en eso en la semana. Creo que nos merecíamos un triunfo”, agregó el volante creativo en Mundo D.

Su ingreso le dio claridad, profundidad y gol al equipo de Marcelo Vázquez, porque anotó el empate parcial, de penal. “Estábamos haciendo las cosas bien, me tocó estar en el banco, traté de hacer mi trabajo y ayudar a mis compañeros. Por suerte los que entramos hicimos las cosas bien. Pero la categoría es así, cometés un error y lo pagás caro”.

//Mirá también: Instituto y su nueva ilusión de gol con Joaquín Molina

Y sabe que la cuota pendiente es ganar en Alta Córdoba. “Ahora tenemos dos partidos de local, donde nos está costando un poco y hay que mejorar. Debemos afianzarnos en Alta Córdoba, es lo que más nos está costando. Hay que ratificar en casa lo bueno que hacemos de visitante”.

Titularidad

Cuesta creer que Arce no sea titular. Y dio las explicaciones de lo que le corresponde. “Todo pasa por decisiones de Marcelo (Vázquez) y hay que aceptarlas. Yo sigo trabajando de la misma manera. Tengo contrato con Instituto, estoy contento aquí. Ojalá pueda seguir dándole alegrías al club”.