Con más de 14 mil casos de Covid-19 por día, la ocupación de camas críticas comienza a aumentar en Córdoba y las autoridades sanitarias se encuentran en alerta. Principalmente, les preocupa la gran cantidad de gente que aún no completó su esquema de vacunación o que ni siquiera se aplicó una dosis.

El ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo, volvió a referirse al tema y aseguró que “la evolución de la patología es más violenta con gente que está mal vacunada”. Y explicó, en diálogo con Cadena 3, que solo el 4 por ciento del total de personas que están internadas en camas críticas tiene el esquema de vacunación completo con dosis de refuerzo.

“Son personas que tienen las tres dosis, que tienen antecedentes de patologías previas, factores de riesgo, y la evolución es favorable. Tenemos un promedio de internación de 3 o 4 días, a diferencia de los otros pacientes que ingresan al respirador, entonces es sustancial que tengan el refuerzo”, reiteró el ministro.

Según informó el funcionario, actualmente, el 76 por ciento de los internados en camas críticas de la provincia por Covid-19 corresponde a personas que se vacunaron con una sola dosis o no se vacunaron. Asimismo, señaló que la ocupación de esas camas llega al 27,8 por ciento.

En este sentido, Cardozo afirmó que si la ocupación de camas llega al 65% “habrá que revisar las medidas tomadas respecto de la apertura de actividades”. “A mayor vacunación, menor riesgo de restricción”, aseveró.