A pesar de que ya pasaron los 21 días de ventana entre una vacuna y la otra, más de 150 mil menores cordobeses aún no asistieron a colocarse la segunda dosis contra el Covid. Esto corresponde al mayor relajamiento de la población frente al marcado descenso en la cantidad diaria de casos de coronavirus.

En números concretos, de los más de 367 mil cordobeses de entre 3 y 17 años que se encuentran habilitados para completar el esquema de inmunización, apenas 214 mil lo hicieron (58,4 por ciento). En tanto, el 41,6 por ciento restante no lo hizo a pesar de que, en gran parte de los casos, ya fueron convocados.

En cuanto a las razones de esta ausencia, Héctor Pedicino, presidente de la filial Córdoba de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), señaló que hay un “relajamiento” de la población. “Hay un relajamiento porque se piensa que la pandemia ya pasó. También se distendieron otras medidas como el uso del barbijo. Las primeras dosis en niños y adolescentes se aplicaron en un contexto en el que la gente todavía tenía miedo al Covid-19. Ahora no tiene miedo”, explicó en diálogo con La Voz.

Por su parte, Ana Ceballos, integrante de la SAP, lamentó que “en este momento, los adolescentes y sus padres parecen tener otras situaciones más urgentes como puede ser rendir las materias que están desaprobando y las reuniones de fin de año”. “Si la familia no insiste, los adolescentes creen que no necesitan la segunda dosis. No es un fenómeno sólo de Córdoba”, remarcó.