La inseguridad no para de crecer en Córdoba, donde los hechos delictivos se dan a toda hora y cada vez con mayor violencia, entregando postales de una ciudad jaqueada por los ladrones, como este hecho de sangre en el que un policía retirado se defendió a tiros de un asalto.

El episodio tuvo como escenario la calle Pedro del Castillo al 1.200 del barrio Ferrer, en las primeras horas de la madrugada del miércoles, cuando un sargento retirado de la Policía de Córdoba fue abordado por un ladrón en momentos en que conducía su auto Chevrolet.

Según la versión de la Policía, ante el ataque, el hombre se resistió y fue allí cuando inició el tiroteo: “empezaron a disparar, por lo que el agente tomó la decisión de repeler el ataque con su arma”, dijeron voceros policiales El Doce.

El herido de bala es un hombre de 34 años que fue llevado por quienes serían sus cómplices a la Clínica Vélez Sarsfield, con una herida de arma de fuego en el rostro, en grave estado de salud.

Por este hecho no hay más detenidos que el herido de bala.