Un gran susto se llevaron este jueves alumnos, docentes y directivos del Ipem N° 181 Brigadier General Cornelio Saavedra, de barrio Juniors, por la presencia de una serpiente de Coral. La alarma se encendió cuando se percataron que un alumno había llevado un ejemplar de este animal venenoso.

Según le informó a Vía Córdoba el Comisario José Quevedo, Jefe de la División Patrulla Ambiental de Córdoba, el menor había capturado la serpiente en su domicilio. Luego de meterla en un recipiente plástico, el joven la llevó al colegio para mostrársela a sus compañeros y a la encargada del laboratorio escolar.

El alumno había capturado a la serpiente en su domicilio.

Al darse cuenta, las autoridades de la institución educativa ubicada en calles La Plata y Av. Arenales llamaron alertadas al 911. Al llegar al lugar, efectivos policiales solicitaron la presencia de la Patrulla Ambiental, que terminó llevándose al peligroso reptil.

Afortunadamente, nadie fue atacado por la víbora, según remarcó el Comisario Quevedo. En este sentido, el titular de la División Ambiental resaltó que la serpiente de Coral es una de las especies más venenosas que hay en Córdoba y que si bien no se caracteriza por ser agresiva, su mordida puede llegar a ser letal.

Cabe destacar que el animal fue trasladado al Centro de Zoología Aplicable ubicado en el Parque de la Biodiversidad.