Tras dos meses sin trabajo y a la espera de una respuesta por parte del propietario, los empleados de una fábrica de soda asumirán el control de la firma, tras un acuerdo alcanzado en el ministerio de Trabajo, en Córdoba.

//Mirá también: Trabajo en Córdoba: presentaron una nueva edición del Programa Primer Paso

Se trata de la marca de agua gasificada Kelvy, que funciona en la calle Fray Luis Beltrán al 3100, en barrio Poeta Lugones, y que tras 68 días de protesta de los trabajadores retomará la actividad, con la misma marca y apuntando a la clientela que tuvo hasta su cierre.

Matías Heredia, uno de los empleados de Kelvy, contó que los propietarios nunca se presentaron a las audiencias en Trabajo y que sólo enviaron a un abogado, para que los represente y que la empresa “acorralada”, por lo que sin dinero para la indemnización les entregará los bienes de la planta, relató en declaraciones a Cadena 3.

“En ningún momento se dignaron en hablarnos o presentarse, no vinieron más. Ahí el Ministerio de Trabajo y la Justica tomaron las riendas de lo que estaba pasando y llegamos a lo que estamos hoy”, dijo el trabajador tras recordar que acamparon por más de 60 días “para evitar el vaciamiento de la fábrica”.