A tan solo tres días de que finalice el receso escolar de invierno, desde la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba volvió a expresar su descontento frente a la decisión de retornar a una presencialidad alternada. Establecieron una serie de condiciones para volver a las aulas.

//Mirá también: Desde UEPC califican de “inexplicable” la decisión de volver a las clases presenciales

A través de un comunicado, el gremio docente enfatizó que “el retorno a la presencialidad debe realizarse en condiciones laborales y sanitarias adecuadas”. Días atrás había calificado de “inexplicable” a la medida de las autoridades provinciales.

//Mirá también: Vacunación en Córdoba: UEPC asegura que falta inocular al 25% de los docentes

La lista de condiciones:

  • La presencialidad será posible si se verifican las condiciones sanitarias adecuadas: 500 contagios por cada 100.000 habitantes en el promedio de los últimos 14 días y si la ocupación de camas críticas así lo permite.
  • Debe completarse la vacunación de la totalidad de las y los docentes que aún no fueron convocados a realizarlo y avanzar en la aplicación de las segundas dosis correspondientes.
  • Se debe asegurar el correcto funcionamiento del transporte público urbano e interurbano, así como el PAICOR, y la higiene y limpieza de las escuelas. Asimismo, se debe garantizar el cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios proveyendo los recursos y el personal necesario para ello. Finalmente, es incuestionable que las escuelas deben encontrarse en buenas condiciones edilicias, de infraestructura y con los servicios funcionando de manera adecuada.
  • Deben estar designados todas y todos los docentes en horas cátedra, cargos y módulos de Jornada Extendida, de todos los niveles y modalidades. En el Nivel Inicial se deben designar las y los docentes de Ramos Especiales y las/os vicedirectoras/es que correspondan, en línea con la experiencia pedagógica llevada adelante desde marzo de 2017.
  • Se debe respetar el horario laboral, la carga de trabajo y las funciones que el personal docente habitualmente tiene, incluido el equipo directivo.
  • La reorganización de las escuelas debe llevarse adelante en consenso con las y los docentes del establecimiento, respetando los tiempos institucionales necesarios para dicho fin. Además, este proceso debe depositar su esfuerzo principal en fortalecer las trayectorias educativas de todas y todos los estudiantes de los diferentes niveles y modalidades, así como en el cuidado de la salud de alumnas, alumnos y docentes.
  • Nos comprometemos a acompañar los procesos de readecuación curricular y de evaluación (que debe llevar adelante el Ministerio de Educación) mientras se respete la carga laboral establecida según nuestra legislación, para que el ciclo escolar retome la normalidad que todas y todos esperamos.
  • Ratificamos nuestro compromiso con la defensa de la escuela pública y el derecho social a la educación; las y los docentes comprendemos la demanda de la comunidad educativa acerca del retorno a la presencialidad. Compartimos el anhelo del encuentro cotidiano con estudiantes y familias en cada una de las escuelas de toda la provincia, pero el mismo debe producirse en condiciones materiales y laborales dignas.