El arquero César Rigamonti y Belgrano alcanzaron un acuerdo para que pueda desvincularse del club de Alberdi, más allá de su contrato vigente hasta el 30 de junio próximo. Su destino parecía situarse en Bolivia, en el Jorge Wilstermann de Cochabamba, que jugará Copa Sudamericana, pero no podrán inscribirlo.

//Mirá también: El Luifa Artime está contento con su Belgrano

Desde la asunción de Luis Artime como presidente y de Alejandro Orfila como entrenador, el arquero no es tenido en cuenta y entrena al margen del plantel que compite en la Primera Nacional. El club mantiene una deuda salarial (uno de los sueldos más altos en Belgrano) y es lo que debió negociar el futbolista para su salida anticipada.

Iba a sumarse al equipo boliviano para reemplazar a Arnaldo “Pipo” Giménez, titular indiscutido pero baja por la ruptura del Tendón de Aquiles, lesión que lo marginará al menos por tres meses y por la que el club del Altiplano puede habilitar un refuerzo. El plazo es hasta este sábado 17 de abril, pero la posibilidad quedó trunca.

//Mirá también: El récord de Belgrano con el que aventaja hasta al Bayern Munich

El Wilstermann jugará el miércoles 21 de abril, ante Ceará en Brasil por la primera fecha de la Copa Sudamericana. En el mismo grupo aparecen Arsenal de Sarandí y el Bolivar de La Paz.