Inquieto por la música, Laureano Cantarutti, un cordobés de 35 años, comenzó a buscar una nueva forma de sonar. Por eso, hace seis años se abocó al Circuit Bending, una disciplina que transforma juguetes en instrumentos. Y con eso continuó hasta llegar a poner su propio negocio y grabar sonidos irrepetibles.

Los instrumentos musicales convencionales ya no me permitían expresar las emociones y sonoridades que buscaba compartir. Un día navegando por YouTube, me apareció un video de una persona que había transformado un juguete en un instrumento musical y quedé fascinado”, recuerda el joven en diálogo con Vía Córdoba.

Su técnica no es nada simple y asegura que le llevó tiempo darle vida al primer instrumento. “Comencé con un walkman que reciclé de una casa de reparación de aparatos electrónicos. El walkman es un aparato electrónico más complicado y con muchas posibilidades, y gracias a eso aprendí muchísimo”, asegura Laureano, que estudia música desde los 8 años y se define como un autodidacta.

Su primera transformación fue un walkman. Foto: Gentileza

Si bien al principio arrancó como una inquietud y una necesidad personal, le encontró una veta diferente: dar talleres y comercializarlos a través de su emprendimiento Cantarutti Bentstrumentos, que desarrolla junto a su hermano Danilo Cantarutti y su pareja Valentina Martinez Gallino.

Lleva a cabo un emprendimiento llamado Cantarutti Bentstrumentos, donde transforma instumentos y los personaliza. Foto: Gentileza

En busca del sonido ideal

El proceso comienza con encontrar un juguete o aparato electrónico, que esté en desuso o sea para el descarte. Etapa que la completa a través de donaciones o de ferias y casas de antigüedades.

“Si el juguete funciona, lo primero que tengo en cuenta es la sonoridad que ofrece, si me atrae o no. Si no funciona, identifico la falla para poder arreglarlo e investigar que opciones auditivas brinda. De ahí en adelante, comienza el proceso de intervenir la placa electrónica para identificar nuevas funciones y alteraciones sonoras que puedan lograrse”, explica.

El paso más importante del proceso es detectar si el sonido del juguete es agradable. Foto: Gentileza

Laureano afirma que algunas piezas son utilizadas para sus set musicales y otros para la venta, donde también construyen instrumentos personalizados, ya sea con los juguetes o aparatos electrónicos que posee la persona interesada.

Mostrando su técnica por el mundo

Las capacidades musicales y experimentales de Laureano trascendieron las fronteras argentinas y llegaron a Estados Unidos, donde -en 2021- lo invitaron a ser parte de la organización de la primera “Mutant Toy Parade” (Desfile de Juguetes Mutantes).

Realicé la planificación desde el comienzo, elegí los juguetes a modificar en cada ciudad, y como no pude viajar por motivo de la pandemia, tuve la oportunidad de crear los videos tutoriales con un gran músico y artista de esta disciplina que se llama Alex Muscat (alias Circuit Bending Fool). Además compuse una obra para que puedan interpretarla ese día”, comenta.

El joven transforma juguetes en instrumentos musicales. Foto: Gentileza

Mientras que, a nivel local, han participado en la Feria de Arte Córdoba 2021, Feria de Diseño Córdoba 2021, Feria del Regalo 2021 y recientemente en la Tienda Creativa del Cabildo (2022) como parte de las actividades de Semana Santa.

Un objetivo: la resignificación de las piezas

Quiero lograr que más personas resignifiquen juguetes, aparatos electrónicos en desuso y descartes cotidianos en forma de instrumentos musicales y que los utilicen para tal fin”, expone.

Comenzó reutilizando un walkman y ya lleva inumerables instrumentos realizados. Foto: Gentileza

Y es con este deseo que Laureano brinda el taller “Estrujando Circuitos” en el Centro Cultural Paseo de las Artes, los martes de 18 a 20, disponible para todo público.