Mario Vigentini, un italiano de 45 años, creó una innovadora silla de ruedas que podría cambiar la vida a los discapacitados y, sobre todo, su relación con los demás.

La MarioWay es eléctrica, tiene dos ruedas en lugar de cuatro, es ergonómica y se inspira en el Segway, un popular vehículo de transporte ligero giroscópico eléctrico de dos ruedas, de moda en toda Europa, que permite visitar una ciudad entera mientras se circula de a pie.

El vehículo  fue presentado en junio último a los ministros de Transporte del G-7, reunidos en Italia, como un ejemplo para el futuro de la movilidad.

Según contó el propio Vigentini, lo que lo impulsó a inventar esta silla tan particular fue el deseo de cambiar la actitud de la gente, llena de prejuicios. "Algunos llegaban a tratar a los discapacitados como si fueran niños. Quería crear un instrumento para la integración social", señaló el creador.

Para lograr su objetivo, el hombre participó en 2012 en un concurso en Nápoles para inventores, llegando a ser finalista.

De qué se trata

» La silla se puede conducir sin manos, es cómoda y permite a la persona discapacitada estar a la altura de su interlocutor.

»  Permite el movimiento de la parte superior del tronco, lo que genera muchos beneficios para la salud.

»  El vehículo tiene sensores que leen la posición del cuerpo y eso permite conducirlo.

» El costo de este producto es muy alto comparado con una silla de ruedas común eléctrica.

» Viaja  a 20 km por hora y tiene una autonomía de 30 kilómetros.