"No tengo palabras...", le grabó Beto Altieri con la voz quebrada en un mensaje de audio a Alicia Panero, quien dio con la subasta de su casco.


Pasan los días tras el anhelado reencuentro con el casco que le salvó la vida. Pasan las horas, después de que se lo entregaran en la redacción de Infobae, medio que intercedió para comprarlo a un particular que lo subastaba por internet y traerlo de Gran Bretaña a Argentina.

Para Jorge Alberto Altieri, veterano de la guerra de las Malvinas que peleó en el cruento combate de Monte Longdon la noche del 11 al 12 de junio de 1982, contemplar hoy su casco partido por esquirlas de un proyectil de mortero significa sanación.

El casco de Jorge Altieri. Provisto por el Ejército Argentino y en poder de las fuerzas británicas tras la rendición del 14 de junio del ´82, fue a parar con los años a manos de un particular que lo subastó en internet.

Y mientras esas horas transcurren, no quiere dejar de agradecer a quien lo halló justamente en internet e hizo todo lo posible para que la historia se conociera deseando de corazón que aquel soldado lo pudiera recuperar. Mediante un emotivo audio de WhatsApp que la sorprendió tempranito y muy gratamente, la historiadora cordobesa Alicia Panero recibió las siguientes palabras de Altieri…

“Alicia, buen día, disculpa la hora; te molesto por ahí muy temprano; pero bueno, no sé si ya te dije gracias, pero te digo de vuelta gracias por la ayuda que me diste para poder conseguir este casco. Fue una emoción muy grande lo que sentí ahí en Infobae, junto con mi hijo que tanto me ayuda a seguir adelante. No tengo palabras para agradecerte. Mil, mil, gracias, gracias…” 

Panero, historiadora e investigadora que ha publicado también el libro “Mujeres Invisibles”, acerca de la vida de distintas mujeres que vivieron el conflicto bélico tanto del lado argentino como del británico, le contó a Vía Córdoba cómo halló el casco de Altieri en el sitio de subastas EBay.

La historiadora e investigadora cordobesa Alicia Panero reside en Villa Allende.

“Lo encontré con un colega buscando elementos de Malvinas; siempre hacemos esa búsqueda. Cuando lo hallamos y leímos la historia de Altieri, él dijo´¡hay que avisarle!´. Y así lo hice. Me sorprendió el precio; él no sabía que se vendía a 10500 libras esterlinas (más de medio millón de pesos)”. Luego, cuando me comuniqué con Altieri, me autorizó a escribir una nota sobre el hallazgo, nombrándolo; y, por supuesto, sentí una gran responsabilidad”.

El aviso de EBay, por el cual Panero se enteró de que subastaban el casco de Beto Altieri.

Sobre lo que sintió al escuchar el mensaje de Altieri, Alicia nos confesó: “Me llenó de orgullo, pero la agradecida con él soy yo porque me permitió ayudarlo”.

Alicia también llevó adelante y durante más de dos años un exhaustivo trabajo de investigación que permitió detectar irregularidades que existían en el cementerio de Darwin, en las Malvinas. Gracias a su notable tarea, fueron correctamente localizados los restos de los soldados de la Fuerza Aérea Argentina Mario Ramón Luna, Héctor Walter Aguirre y Luis Sevilla; todos, conscriptos y que estaban mal nominados en la tumba conjunta identificada como C 1 10.

El cementerio de Darwin, en las Malvinas.

Por su valioso aporte relacionado con las irregularidades, Alicia fue invitada por la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur -entidad que preside María Fernanda Araujo- a compartir el segundo viaje humanitario al archipiélago tras la identificación de restos cuyas tumbas aún llevaban la leyenda “Soldado argentino solo conocido por Dios”. El viaje se realizará este miércoles desde Buenos Aires.





Comentarios