Se comenzaron a difundir diferentes publicaciones y comunicados con los hashtag #CórdobaSinNarcotráfico y #CapitalDelAbandono.


Las redes sociales se transformaron en un nuevo campo de batalla para los políticos y así lo entendieron desde la Unión Cívica Radical, el Partido Justicialista y Cambiemos, en Córdoba que libraron una “pelea de hashtags“.

En la mañana del jueves comenzó a difundirse el la consigna #CordobaSinNarcotráfico impulsada por la UCR y que apuntaba a los escándalos en la Policía de Córdoba y aquellos que involucran al exsecretario de Seguridad, Diego Hak.

Desde la cuenta oficial del Comité Capital de la UCR de Córdoba emitieron un comunicado en el que expresan una “profunda indignación ante el estado de descomposición institucional causado por el gobierno de Juan Schiaretti”. 

“La degradación de la seguridad es tal que ante el gravísimo hecho del faltante de 1500 armas pertenecientes a las fuerzas, el gobierno de Schiaretti declara a través de su secretario de Seguridad: ‘No nos escandaliza’“, continúa el comunicado. 

Y finaliza: “Debemos unir nuestras voluntades para plantear una alternativa transparente para trabajar en la administración pública”. 

Pero eso no fue todo, ya que Marcelo Cossar, Javier Bee Sellares, Pancho Marchiaro, Soher El Sukaria, entre otros funcionarios municipales también utilizaron las redes sociales para difundir diferentes videos en los que critican al gobierno provincial.

La respuesta Justicialista. Desde el Partido Justicialista no se quedaron de brazos cruzados y salieron a contestar por el mismo medio con la consigna #CapitalDelAbandono.

Diferentes referentes del partido compartieron un comunicado emitido por el PJ en el que critican con dureza el gobierno de la ciudad de Córdoba: “En el caso de la ciudad de Córdoba debe soportar además de un gobierno incapaz, una administración sospechada permanentemente de corrupción, de negociados, que sus propios aliados actuales en la Alianza Cambiemos, supieron señalar y denunciar”

Y continúa: “Cloacas eternamente derramadas por los barrios contaminando el río, calles oscuras y dinamitadas, un transporte sospechado sin respuestas y el más caro del país, barrios inundados y abandonados, una ciudad sucia con una licitación de recolección de basura manoseada y un municipio ausente”.

También hicieron referencia al caso Rapoza y apuntaron, nuevamente, contra el secretario de Control, Fiscalización y Convivencia Ciudadana José María Olmos.

“La única manera de ser coherentes y sinceros es presentarse ante la Justicia para que los vecinos conozcan la verdad, algo que la administración actual evita y se niega”, recriminaron.

Y concluye con un escueto: “Es hora de soluciones, de trabajar aunados, no de hacer política miserable, que busca ocultar ineficiencias y falta de transparencia”.






Comentarios