Son 11 los vecinos asesinados en asaltos este año en Córdoba



El último fue Diego Peralta (35), ejecutado presuntamente por menores delante de su hijo de 8 años en Villa Monja Sierra. Sin detenidos en la mayoría de los robos violentos recientes. 

Con el crimen de Diego Peralta, por parte de una banda que lo asaltó frente a su familia en Villa Monja Sierra, aumentó a 11 la cifra de vecinos asesinados en robos en lo que va del año en la provincia de Córdoba.  

El hombre, de 35 años, recibió un tiro en un ojo al parecer por un grupo de menores que vive en ese sector del noroeste de la Capital. El hijo de Peralta, de 8 años, presenció cuando baleaban a su padre para robarle la motocicleta Zanella 110 cc., celulares y una tablet. Agonizó unas horas y murió en el Hospital de Urgencias. 

Por el homicidio, que consternó a una ciudad que todavía no digiere los asaltos atroces cometidos esta semana en Jesús María y en los barrios San Cayetano y Villa el Libertador, fueron detenidos dos menores de 14 y 15 años (el segundo, por resistencia a la autoridad). La Policía busca a otros dos miembros de la banda, también menores, confirmó a Día a Día el comisario Diego Fernández, del Departamento Robos y Hurtos.

La persecución policial no se limita al asesinato en Villa Monja Sierra; también están sueltos los delincuentes que este miércoles balearon a un productor agropecuario en un country en Jesús María; los que balearon el lunes a un carnicero y su empleado en Villa el Libertador; los que golpearon a la familia de un pollero en el mismo barrio, en junio (aunque trascendió ahora).

Mirá también: No dan con las bandas de los violentos asaltos en Córdoba

Tampoco hay detenidos por el crimen a balazos del sargento primero Luis Sosa en su casa en Los Gigantes, el 21 de octubre, en lo que fue el asesinato número 10 del año.

El único asalto que parece encaminado a resolverse es el de Micaela Peralta (22), la chica que recibió un tiro en el abdomen el viernes pasado cuando esperaba el colectivo en barrio San Cayetano. Este 9 de noviembre, la Policía detuvo a un sospechoso de 25 años que quedó imputado por presunto “robo calificado agravado por el uso de arma de fuego”. Micaela sigue internada en grave estado en el Hospital de Urgencias.

De terror. “Estaba mi sobrino sentado y de repente entraron tres individuos armados. Mi sobrino entró corriendo para avisarle a la mamá, y en eso salió mi hermano y ahí empezó el tiroteo para llevarle las cosas“. Así contó una hermana de Diego Peralta el asalto ocurrido pasada la medianoche de este jueves en una casa de Pasaje Público de Villa Monja Sierra. 

Mirá también: Urgente: murió el hombre baleado por menores en un asalto

“Cuando llegué, me encontré con un caos de ambulancias y policías. Mi hermano tenía un disparo en el ojo, sin orificio de salida. Tiene muerte cerebral, estamos esperando que su corazoncito se detenga”, relató en Noticiero Doce.

“Lo peor de todo esto es que el hijo de 8 años presenció todo. Ahora lo llevaron al hospital para que se despida de su papá“, agregó. 

Los asaltantes escaparon con la motocicleta y elementos de valor. Poco después se montó un operativo y cayeron dos menores de 14 y 15 años, el segundo por resistencia a la autoridad. “Faltan todavía otros dos. Según la gente, tienen entre 12 y 15 años, pero eso no lo podemos aseverar todavía. Serían de la misma zona“, apuntó el comisario Fernández.

Mirá también: Otro video de un violento golpe comando en Villa el Libertador

Sobre el autor del disparo, aclaró: “Eso recién lo sabremos una vez que declare la familia de la víctima. Hasta el momento no hemos podido tomarle testimonio por el estado de shock”.

Por la edad, los detenidos quedaron a disposición de la Justicia de Menores y serán enviados al Complejo Esperanza, pero no irán a prisión.

Micaela (y los otros). Micaela Peralta, una joven madre, sigue internada en grave estado en el Hospital de Urgencias, tras recibir un disparo en sus costillas por un grupo de delincuentes que le arrebató el celular en San Cayetano.

Este jueves, la Policía informó el arresto en barrio Ituzaingó de un hombre de 25 años que estaría vinculado con el asalto violento. Al sospechoso, que cuenta con antecedentes penales, se le incautó un Peugeot 206. El arma no fue secuestrada, y todavía sigue la búsqueda de al menos un cómplice.

La madre de Micaela compartió en las redes sociales que su hija presentó una leve mejoría, aunque su situación es delicada y la evolución puede tomar un tiempo.

Mirá también: Último momento: asalto y tiroteo en Villa el Libertador (video)

Por otra parte, volvió a terapia Franco Zanabria (19), el empleado de la carnicería de Villa el Libertador que fue baleado en el abdomen en un asalto cuyas imágenes recorrieron el país. 

En las últimas horas, el joven tuvo un pico de fiebre y los médicos decidieron pasarlo de la sala común a la terapia por precaución. En el mismo robo (que no tiene detenidos) fue baleado en una pierna el propietario del comercio, César Abras.

Tampoco hay detenidos por el atraco en la casa de un productor agropecuario que cenaba con su familia en un country de Jesús María cuando entraron encapuchados

Gastón Colaneri se recupera en un hospital de Córdoba, tras recibir un tiro en el abdomen que estuvo cerca de costarle la vida. Los maleantes se llevaron joyas, alhajas y dinero en efectivo. 

El otro robo que tuvo enorme repercusión lo sufrió Cristian Casusa, un vendedor de pollos que el 5 de junio fue invadido por hombres vestidos con chalecos policiales que golpearon a la familia y se llevaron unos 200 mil pesos. 

“Se ensañaron con mi hija de 17 años, la golpearon brutalmente y estuvo un día internada en una clínica. Todavía está bajo tratamiento psicológico”, dijo el comerciante, y agregó que recién ahora difundió lo ocurrido “por miedo”, y porque “no hay ayuda de la Policía”.