Las repercusiones por el caso de Solange Musse, la joven que falleció de cáncer de mama y que no pudo despedir a su papá porque en un control sanitario no lo dejaron acceder a Córdoba, llevaron a un grupo de cordobeses a juntar firmas para que se trate un proyecto de ley vinculado con esta situación.

Desde la Fundación Resilient comenzaron a juntar firmas a través de la plataforma Change.org y buscan que el proyecto sea tratado en la Legislatura provincial. "Queremos que se dé marcha atrás a esa parte del DNU y los enfermos puedan acceder al último adiós", explicaron.

"No hay mayor adversidad que saber que un hija está muriendo y no poder estar con ella, abrazarla, contenerla, mimarla. No hay peor adversidad que saber que la hija clama por la presencia de su padre y que 'protocolos estrictos' para algunos y laxos para otros no permiten al padre abrazar a su hijita", la que escribe estas palabras es Marcela Cantero en la plataforma donde realizó el pedido. 

Y continúa: "Todos sabemos que nada es peor. Es terrible, inhumano, carente de empatía, por definirlo con calificativos educados, pero lo podríamos definir de miles de formas.

A su vez, el proyecto también contempla "la asistencia a funerales en tiempos de pandemia teniendo en cuenta todos los recaudos necesarios y siguiendo los protocolos establecidos por el COE para evitar contagios de coronavirus". El pedido ya tiene más de 27 mil firmas y buscan llegar a las 35 mil.

Por otra parte, en declaraciones a LM Neuquén, la propia Cantero indicó: "El proyecto se encuentra parado porque es lo contrario a los decretos firmados por el Presidente".

Y agregó: "Tengo muchas expectativas de que sea tratado como corresponde y se le pueda dar un permiso a toda esta gente", con la esperanza de que el proyecto también llegue al Congreso de la Nación.