Mientras un gran número de municipio adhiere a la ley provincial Nº 10.702 que prevé la aplicación de multas para quienes no cumplan medidas sanitarias en el contexto de la pandemia por coronavirus, desde Bell Ville le cerraron la puerta a esta posibilidad, según declaró el intendente de la localidad, Carlos Briner.

"Más allá que es una ley que debemos respetarla, y así lo haremos, y el derecho que le asiste a la Provincia para dictar las normas, nos parece que es un amedrentamiento y acoso al ciudadano. Yo confío que entre los ciudadanos se pueden cuidar", declaró el mandatario al diario Así Somos.

Y agregó: "En caso que la Policía de la Provincia labre actas, que el dinero se lo lleve la Provincia. Dije que iba a cuidar a los ciudadanos de acuerdo a las posibilidades que tenemos, dentro del espacio del poder del intendente, y lo estamos haciendo".

Y concluyó: "Por lo tanto Bell Ville no adhiere a esta ley. Por favor, les pido a los vecinos que se cuiden y no den oportunidades que nos hagan multas".