Una madre cordobesa lanzó un desesperado pedido por redes sociales para que el Centro de Operaciones de Emergencia habilite los tratamientos presenciales para niños diagnosticados con Trastorno del Espectro Autista. La mujer notó que las terapias por videoconferencia no ayudan al proceso de su pequeño hijo de siete años.

Ella es Analía Verbena y su hijo, Teo de siete añitos fue diagnosticado con TEA. En una publicación en Instagram reprodujo una entrevista que realizó con el programa "Entre nosotros Rebeca" y contó el difícil momento que le está tocando vivir junto a su hijo por la cuarentena y la pandemia de coronavirus.

"Estamos acostumbrados a ver progresos en Teo, aunque sean pequeños. En estos últimos 4 meses no vimos más que retrocesos", aseguró la mujer al programa.

Y explicó: "Cuando a nuestro hijo le diagnostican TEA nos dicen que lo único que podemos hacer es mejorar su calidad de vida vía estimulación de la psicomotricidad, fonoaudiología, terapia ocupacional, hidroterapia y musicoterapia que son las terapias que venía haciendo hasta marzo".

Debido a la cuarentena por la pandemia de coronavirus algunos de esos tratamientos comenzó a hacerlos por videoconferencia, mientras que otros tuvo que suspenderlos. Esto generó que las condiciones de Teo empeoraran en estos meses.

En este sentido, ejemplificó: "A los 4 años y medio logramos que deje los pañales, sobre todo de noche. Pero al segundo mes de cuarentena tuvimos que volver a ponérselo porque dejó de controlar esfínteres de noche".

Y agregó: "Empezó a tener conductas obsesivas que ante no tenía. Se pasa horas pegado al portón para escaparse. Se escapó dos veces en la cuarentena".

"Los profesionales están haciendo un esfuerzo para mantener la terapia vía remota o virtual. Pero un niño que tiene siete años, no habla y que tiene muchos desafíos para comunicarse porque no señala o mira a los ojos no puede sostener una rehabilitación a través de la distancia o un video", remarcó la madre con desesperación.