Tiene 14 años y varias entradas a la comisaría, desde donde lo derivan siempre a una unidad judicial para menores, pero no hay forma de hacer que desista de su conducta.

Así las cosas, un magistrado de Bell Ville ha llegado a la conclusión de ordenar una consigna policial en la puerta del domicilio de este menor, para ver si así se puede limitar sus salidas y enderezar su accionar.

El caso ocurre en la propia Bell Ville y el protagonista es un chico que ha cometido varios delitos durante la noche, aun en estos meses de cuarentena y aislamiento social obligatorio, dijeron voceros judiciales a Villa María Ya.

Tras haber estado involucrado en hechos ilícitos durante este fin de semana, el menor fue nuevamente atrapado en la madrugada del lunes, vagando por las calles de la ciudad sin poder justificar su "caminata" a las 4 de la mañana.

Dada estas reiteradas infracciones, la Justicia resolvió apostar una consigna para que vigile al niño y no le permita salir especialmente por las noches.