Lo resolvió el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, dada la esperada demanda del servicio hoy interrumpido por la cuarentena.


La feria judicial de invierno será cancelada este año, con el objetivo de atender lo que será una gran demanda de los servicios de justicia, tras el prolongado receso impuesto por la cuarentena obligatoria.

La medida fue comunicada por el Poder Judicial de Córdoba y ordena la suspensión del receso previsto originalmente del 13 al 22 de julio de 2020, según se informa en la página web oficial del organismo.

En el Acuerdo 198, el Tribunal Superior de Justicia cordobés explicó la medida, argumentando que “resulta altamente previsible que, una vez que sea retomada la actividad presencial en toda la provincia, se produzca un alto requerimiento por parte de la ciudadanía que, ponderando las razones de salud y prevención, pospuso el inicio de nuevos asuntos en sede judicial”, dice el escrito.

De esta manera, no habrá feria y se dispone que los empleados, funcionarios y magistrados del Poder Judicial de Córdoba presten servicio durante esas semanas porque “Se estima que cuando sea retomada la actividad presencial en todas las sedes se producirá un alto requerimiento del servicio de justicia por parte de la ciudadanía”.




Comentarios