Los hospitales de Jesús María y Deán Funes recibieron equipos nuevos, en el marco del plan sanitario para atacar la pandemia de coronavirus, en Córdoba.

Según informaron autoridades del gobierno provincial, se aportó una inversión superior a los 10.000.000 de pesos, con la inclusión de dos respiradores y cinco monitores multiparamétricos, que fueron entregados por el vicegobernador, Manuel Calvo, y el ministro de Salud, Diego Cardozo.

Además de estos equipos, los hospitales recibieron material de protección personal para los profesionales de la salud, en la primera línea de combate al virus.

Respecto al hopital Ernesto Romagosa de Deán Funes, Calvo expresó que "no es un hospital que atienda patologías de coronavirus, por lo tanto tiene la doble responsabilidad de ser el apoyo del resto del los hospitales del norte provincial y, fundamentalmente, del Vicente Agüero, que sí atiende esas patologías”, enfatizó.

En Jesús María, las autoridades entregaron cuatro respiradores, cuatro monitores multiparamétricos y un ecógrafo móvil que demandaron un gasto provincial de 7.660.000 pesos, informa el Gobierno.

"Este equipamiento es esencial para duplicar la cantidad de camas críticas que tiene este hospital, que es de referencia en el inicio del norte de la provincia y de atención Covid-19”, dijo Calvo.