Al cabo del primer tercio del rally, el español tiene 3 minutos de margen sobre Al Attiyah. El argentino Benavides está 2° en Motos, a 2m30s.


Primer tercio del Dakar Arabia Saudita 2020 cumplido. Disputadas las primeras cuatro de las 12 etapas de esta 42a edición de la gran aventura, la batalla deportiva es interesantísima. En todas las categorías.

Este miércoles, Carlos Sainz (Mini) pudo mantenerse al frente de la clasificación general de Autos, pese a perder 7 minutos con respecto al vencedor del parcial, el francés Stephane Peterhansel (Mini), 13 veces ganador de la competencia.

Carlos Sainz y su navegante Lucas Cruz, avanzando en la cuarta etapa del Dakar Arabia Saudita 2020.

En el acumulado de tiempos, el español que ya ganó el Dakar en 2010 y 2018 dispone de 3m3s sobre Nasser Al Attiyah (Toyota). El vencedor de la pasada edición le ganó por cinco minutos al madrileño en el itinerario del día y asi pudo recortarle en la general. A su vez, Peterhansel le sacó 2m26s a Al Attiyah en la especial. Así, el francés es tercero ahora en la tabla, a 11m42s de Sainz.

Naser Al-Attiyah, con la Hilux del Toyota Gazoo Racing. El vencedor de 2019, con la misma marca, está a 3m3s de Sainz en la general.

A todo esto y siempre en la categoría Autos, el argentino Orlando Terranova no tuvo un buen día; el mendocino que está corriendo su 14° Dakar perdió 22m22s en relación con la punta. Sin embargo, en la general se mantiene entre los cinco primeros; y a solo 13s del local Yazeed Al Rajhi (Toyota), quien lo precede en el clasificador. 

Fernando Alonso y Marc Coma volvieron a perder bastante tiempo hoy. Fueron 26 minutos con respecto a la punta. En la etapa, quedaron en el puesto 13; y en la general están en el 20° lugar, a 2h59m27s.

La cuarta etapa de este Dakar que se disputa íntegramente en Arabia Saudita tuvo un recorrido de 672 kilómetros, de los que 453 fueron cronometrados entre Neom, una futura ciudad de negocios y ocio a orillas del Mar Rojo, hasta Al Ula, urbe localizada en el centro de la península arábiga, conocida por sus templos nabateos, construidos por el antiguo pueblo nómada del noroeste de Arabia, entre el Mar Rojo y el río Éufrates.

Los argentinos Orlando Terranova y Bernardo Graue, con el Mini JCW del X-Raid Team.

En Motos, el chileno Nacho Cornejo (Honda) consiguió su primera victoria de etapa desde que participa del Dakar (esta es la cuarta vez que lo corre). Su victoria fue posible gracias a una sanción de cinco minutos por exceso de velocidad que la dirección de carrera impuso al británico Sam Sunderland (KTM), quien inicialmente se había adjudicado el parcial.

El chileno José Ignacio Cornejo, del Monster Energy Honda Team. En principio, había quedado segundo en la etapa, a 11 segundos de Sunderland. Pero después un recargo al británico, lo dejó como ganador del día.

Con este resultado, Honda sigue manteniendo a tres de sus cuatro motos en las tres primeras posiciones de la clasificación general, pero las distancias se acortaron: ahora, el estadounidense Ricky Brabec, líder de la carrera, tiene a 2 minutos y 30 segundos al argentino Kevin Benavides; y a 8 minutos y 31 segundos a Nacho Cornejo. ¿Y la mejor KTM? Es la de Toby Price, dos veces triunfador del Dakar, que está cuarto, a 12m9s.

El salteño Kevin Benavides (Honda), un año más ante la posibilidad de dar a Argentina el primer triunfo en Motos. .

Otros dos argentinos está cumpliendo con una gran actuación en Motos: Luciano Benavides (KTM) es octavo -aunque preocupan las consecuencias de una pedrada recibida en una mano ayer-, mientras que Franco Caimi defiende el honor de Yamaha, siendo el abanderado de la marca, en el puesto 13.

Franco Caimi, de Luján de Cuyo, Mendoza, en su cuarto Dakar. Montado en la WR450F Rally carga ahora con la responsabilidad de llevar a Yamaha a la meta y lo más arriba posible en el clasificador.

Es que durante esta cuarta etapa, abandonó Xavier De Soultrait, quien se había animado a largar esta madrugada a pesar de que el martes terminó con un grave corte en el brazo que lo llevó a practicarse él mismo un torniquete con cinta adhesiva. El francés aguantó los 300 primeros kilómetros de la especial, pero al final renunció a seguir.

Así, Yamaha ya perdió a sus dos principales pilotos. Recordamos que en la segunda etapa, el también francés Adrien Van Beveren sufrió una fuerte caída que lo obligó a abandonar; incluso, con rotura de la clavícula derecha.

En Cuatriciclos, siguen dominando los chilenos esta edición. Ignacio Casale, el gran favorito y que ya se impuso en dos ediciones del rally, ganó la etapa (la tercera en cuatro días); ahora, le lleva 21m3s a su connacional Giovanni Enrico, quien en su tercer Dakar busca llegar a la meta por primera vez. El mejor argentino es Manul Andújar, quinto en el global, a 1h40m21s de Casale.

Ignacio Casale, con su propio equipo (Casale Racing). El chileno ya ostenta una ventaja de 21m3s en la general. Lo secunda su compatriota Giovanni Enrico.

En tanto, en Camiones, la victoria del día fue para el ruso Anton Shibalov, de Kamaz, quien le sacó nada menos que 15 minutos a Serhei Viazovich (Maz), que venía liderando la categoría; el de Bielorrusia terminó sexto la jornada y perdió la punta en la general, ahora en manos de Andrey Karginov (Kamaz). Viazovich cayó al segundo lugar, pero sigue al acecho y está a 10m43s. Shibalov, por su parte, le pisa los talones a Viazovich: los separan solo 4 minutos.

Los rusos Andrey Karginov, Andrey Mokeev e Igor Leonov (Kamaz-Master) son los nuevos líderes en Camiones.

En SxS (vehículos UTV), los norteamericanos sigue dando qué hablar; este miércoles, fue el turno del debutante Mitchell Guthrie, del Red Bull Off-Road Team USA., quien va con el experimentado navegante noruego del Campeonato Mundial de Rally (WRC) Ola Floene (acompañó a Andreas Mikkelsen y Mads Ostberg, en VW y M-Sport Ford). En la general, en tanto, ahora manda el español José Antonio Hinojo López, el ex campeón español de Todo Terreno, que afronta su tercer Dakar -debutó en 2011- y fue 8° en la misma categoría el año pasado.

El estadounidense Mitchell Guthrie, navegado por el noruego Ola Floene, en el Dakar 2020 (categoría SxS).

Mañana jueves, la quinta etapa del Dakar 2020: Al-`Ula – Ha’il. Consistirá en 353 kilómetros cronometrados, a los que hay que sumar otros 211 de enlaces. En el paisaje arenoso del día, las rocas especialmente voluminosas servirán como punto de referencia para evitar errores de navegación que puedan costar caro. Menos técnicas, pero igual de impresionantes que las dunas, se alzarán ante los pilotos gigantescas “colinas” de arena. Los descensos, a veces salpicados por arbustos aislados, exigirán afinar aún más la conducción. 




Comentarios