Pedro Galimberti, intendente de Chajarí, ha sido noticia en varias oportunidades durante la cuarentena por su postura en contra de muchas de las medidas de distanciamiento social impuestas desde el gobierno nacional y provincial. Cuando todavía no se hablaba de habilitar las actividades sociales, el dirigente local salió a pedir por la reapertura de cines, también de los complejos termales e incluso de las escuelas. Se suma a esto la flexibilización que tuvo Chajarí con la mayoría de las actividades incluso cuando los casos de Covid-19 comenzaron a crecer y desde el Hospital local los profesionales de la salud manifestaban su preocupación.

Ahora, Galimberti vuelve a estar en el centro de la escena tras un comunicado publicado en sus redes sociales donde manifestó que se cumplen nueves meses del inicio de la “cuarentena prematura” y “la Nación tomó muchas decisiones errantes y vacilantes. La Provincia sólo se limitó a adherir sin desarrollar una política propia de gestión de la emergencia sanitaria”.

“Analizar todo el proceso de gestación del problema me lleva a reafirmar algunas cuestiones que vengo diciendo hace algún tiempo, como por ejemplo que veo a muchos dirigentes cómodos con la cuarentena”, subrayó el intendente en sus declaraciones al tiempo que agregó que “hay que salir de la zona de confort. La gestión de la crisis no puede fundarse en la difusión del mensaje del miedo o en la esperanza de la vacuna. Con el virus hay que convivir. No hay otra alternativa”.

Siempre aspirando a una visión más flexible de la situación que genera la pandemia, Galimberti manifestó que “tenemos que zanjar la dicotomía salud vs. economía, actuar con mucha responsabilidad individual y gobernar con sentido común, que a veces parece ser un bien escaso”.

“Los chicos y los docentes, por ejemplo, deben estar en las escuelas”, volvió a insistir el intendente; “El futuro y la educación son urgentes. A poco de finalizar el año no hay certezas de cómo será la educación en 2021 y ya se anuncia que no habrá comienzo de clases, con todos los perjuicios que esto genera”, denunció al respecto.

Crítica al sistema de salud y reflexión

El intendente de Juntos por el Cambio fue más allá y expresó que “Si el sistema de salud provincial tiene falencias es nada más y nada menos que por los 17 años de gobierno justicialista. Aquí no hay culpables de la gestión anterior. Son los mismos”.

Finalmente, convocó a sus ciudadanos a “la reflexión” y agregó que “Si el Gobierno no puede sólo somos muchos quienes podemos aportar equipos de trabajo para generar alternativas superadoras. Quizá aún estamos a tiempo. El cierre del ciclo del año nos ofrece la oportunidad de empezar a trabajar de manera diferente”.