Si bien, lamentablemente, las fiestas clandestinas ya son moneda corriente por estos días, e incluso han derivado en brotes de contagios en muchas localidades; hay casos que llaman particularmente la atención por las características que presentan. Tal es lo que ocurrió en Estancia Grande, en el departamento Concordia, donde un evento duró cuatro días.

Según denunciaron vecinos del lugar, durante las jornadas que duró el evento sin autorización, debieron soportar música electrónica a todo volumen, gritos y descontrol de cientos de jóvenes que se congregaron en una finca privada a metros de la Autovía 14.

En las imágenes que fueron difundidas se puede ver la presencia de vehículos de alta gama y según comentaron los vecinos, en algunos momentos del día, los jóvenes salían afuera de la propiedad para hacer sus necesidades, informó 7Páginas. Ante esta situación, los efectivos policiales se presentaron varias veces en el lugar pero no pudieron avanzar con la clausura ya que no contaban con la autorización por parte de la justicia.

Los vecinos por su parte señalaron que “Acá los únicos responsables no son los jóvenes, sino el propietario del lugar que accede a alquilar su propiedad para una fiesta de esta magnitud y en plena pandemia”.