Las distintas ciudades del interior catamarqueño vienen sufriendo los aumentos en el costo de las tarifas de la energía eléctrica, y el intendente de Pomán, Francisco Gordillo reveló que el municipio no está en condiciones de otorgar subsidios, lo que representa un claro mensaje a los ciudadanos.

"A través del Banco Social Muncipal hemos otorgado préstamos a mucha gente y empleados para que puedan pagar la boleta, pero hoy la pueden pagar, pero mañana yano y encima tienen el enduedamiento. Lamentablemente, no estamos en condiciones de poder subsidiar la tarifa energética de nadie", indicó.

"El tema tarifario ha aumentado tanto que ha hecho imposible no solamente pagar la boleta sino también poder vivir. La inflación le ha pisado la cabeza al salario de los argentinos", agregó de manera contundente.

Por último, Gordillo anticipó que con otros intendentes catamarqueños recurrirán a la Justicia para pedir un amparo en busca de reducir la actual tarifa al mes de diciembre del año anterior, informó El Esquiú.