De programar unos días de descanso en la localidad vecina de San Antonio de Arredondo a buscar desesperadamente al perro de la familia con una recompensa incluida de 100 mil pesos. Un perrito raza Pug de poco más de un año que lamentablemente fue encontrado muerto a metros de donde habían estado disfrutando de sus vacaciones y con la única sospecha dirigida directamente a una vecina del lugar.

Casi desde el momento en que Berlín desapareció, Ariadna utilizó todos los recursos para encontrarlo rápidamente. Incluso, también usó sus redes sociales a fin de dar con el paradero del integrante de cuatro patas más importante de la familia.

Según contó a este medio, Berlín desapareció el sábado 20 de febrero por la noche “de un momento a otro” de la vivienda en donde estaban alquilando sobre calle Intendente Manzotti en San Antonio de Arredondo, y que durante los primeros momentos de búsqueda, algunos de los vecinos del lugar le habían alertado que en la casa colindante había un criadero de perros de la misma raza.

Berlín tenía poco más de un año y apareció muerto tras tres intensos días de búsqueda.(Foto: gentileza Ariadna Herman).

Sin perder tiempo, Ariadna junto a su esposo se acercaron al domicilio indicado, y según expresó, pudo pasar a la casa y corroborar que Berlín no se encontraba dentro. Sin embargo, su temor prevaleció en todo momento, dudando del accionar de esta vecina llamada Fabiana.

Pasaron las horas y los días hasta que el lunes 22 debieron retirarse de la casa que alquilaban, pero lejos de volverse a la ciudad de Córdoba de donde son oriundos, Ariadna decidió quedarse en Carlos Paz para continuar la búsqueda de Berlín. “Nos vinimos juntos y nos vamos a ir juntos, somos una familia”, contó la mujer.

Lo cierto es que el día martes 23 de febrero por la noche, a tres días de la desaparición del can, fue encontrado sin vida “en la vereda de una casa abandonada cerca del lugar donde alquilábamos” -dijo Ariadna-.

“Llamamos a todos los veterinarios de Carlos Paz y ya estaban cerrando. Llamamos a Córdoba capital y nos pidieron que lo pongamos en el freezer, y dentro de las próximas ocho horas lo llevásemos. Nos preguntaron el estado, le dijimos que tenía gusanos y nos dijeron que ya llevaba más de 24 horas muerto”, cuenta Ariadna Herman en diálogo con VíaCarlosPaz.

A lo que de inmediato agregó que al darse cuenta de que Berlín estaba “hinchado el doble de su tamaño”, los veterinarios les aseguraron que llevaba “más de 48 horas muerto” y que ya no podían hacer nada.

En conversación con este medio, Ariadna no duda en acusar directamente a Graciela Fabiana, la mujer dueña de un criadero en una vivienda ubicada justo al lado de la que esta familia alquiló durante una semana en San Antonio de Arredondo. “El sábado desapareció, me lo robó, y el martes me lo tiró ahí en la calle”, enfatizó la mujer.

La otra parte

VíaCarlosPaz acudió a la palabra de Fabiana, la mujer señalada como la supuesta autora del secuestro y posterior muerte de Berlín, quien nos aseguró que es “completamente inocente” y que no tienen ninguna prueba en su contra.

Estoy tan amargada, me han amenazado tanto. Tuve que hacer la denuncia en la Policía. Ahora me van a poner una perimetral porque me acusan de algo que la Policía no entiende porque no tienen ninguna prueba ni nada. Estoy muy asustada”, dijo Graciela Fabiana en diálogo con VíaCarlosPaz, visiblemente conmovida por la situación que ella califica como “violenta” e “injusta”.

Se le puso que yo le robé el perro y que yo se lo maté (...) Voy a ver si un vecino que tiene cámaras puede mostrar lo que pasó, porque yo soy inocente. Porque desde el momento en que me enteré que se había perdido, de buena onda bajé a ayudarlos a buscar (...) Es muy horrible todo esto, tuve que hacer una denuncia porque él (el marido de Ariadna) me vino a amenazar de muerte, que me va a matar”, explica la mujer quien dice que jamás tuvo problemas con nadie y que los mismos vecinos llamaron a la Policía cuando -según explicó- fue violentada por parte de la familia del can.

Fabiana reafirma su inocencia y se lamenta del “escrache público” que se generó en contra de su persona. Por lo que pedirá asesoría legal al respecto y pedirá además, una especie de “perimetral” y/o de “bozal legal”. Además, la mujer nos aseguró que “nunca” estuvo en contacto con el perro y que “nunca” estuvo dentro de su casa.

Pedido de justicia

Este viernes 26 de febrero a las 17 horas, Ariadna convocó a concentrarse en el vado de San Antonio de Arredondo para “pedir justicia y que se termine de una vez por todas con el maltrato animal”. “Le vamos a hacer pasacalles, que les saquen los perros y que no quede en la nada”, nos dijo Ariadna, quien además señaló que cuentan con el apoyo de la Policía luego de tres intensos días de búsqueda y tras el fatal hallazgo de Berlín sin vida, al parecer, producto de un golpe en la cabeza y en un avanzado estado de descomposición.

Las dos versiones de un mismo hecho

A modo de un breve análisis, desde VíaCarlosPaz compartimos los siguientes datos recabados:

  • Por un lado, la familia destruida por la pérdida de Berlín asegura que el perro desapareció del patio de la vivienda que alquilaban, y “de un momento a otro”.
  • Por otro lado, Graciela Fabiana, la mujer acusada de ser la autora del presunto secuestro y posterior muerte del can, aseguró a este medio que fue la misma Ariadna quien le dijo mientras lo buscaban, que “el perrito la había seguido hasta la ruta y luego no lo vio más”.

Lo cierto es que Berlín fue encontrado muerto luego de tres días desaparecido dejando a toda una familia destrozada por la pérdida. Al tiempo que una mujer -señalada como la supuesta autora del crimen- asegura y sostiene con ahínco su inocencia.