La fotografía fue tomada el sábado luego de una visita nocturna en el ingreso al histórico hotel de La Falda. ¿Será, o no?


Una nueva imagen y otra vez, la pregunta que envuelve al histórico Hotel Edén de La Falda: ¿hay presencias fantasmagóricas en sus instalaciones?

Lo cierto es que desde sus inicios, este mítico hotel siempre ha dado que hablar. Al principio, por lo sofisticado de sus instalaciones con tecnología que hasta el momento no se conocía en las zonas serranas de Córdoba.

Además, por ser el epicentro de la clase alta europea que venía exclusivamente a veranear a las sierras, acompañada de servidumbre y niñeras, para pasar meses en un sitio rodeados de naturaleza, incluso, recomendado por lo “curativo” de su medio ambiente y entorno.

Pero el tiempo pasó, las situaciones económicas, las improvisadas y poco fructíferas negociaciones, sumado al traspaso de dueños, y a una situación política e ideológica que envolvió de lleno al mítico hotel, terminó con cerrar sus puertas definitivamente a principios de los años ’70.

Desde entonces, y sin entrar en detalles en las desavenencias y consecuencias edilicias, e incluso, delictivas que el edificio y toda su estructura sufrieron con el correr de los años, el Edén fue el centro de comentarios en cuanto a imágenes extrañas que de a poco se fueron conociendo.

Primero, fueron trascendidos, pero con el avance tecnológico, cada vez son más las personas que no sólo dicen ver y oír, sino que también plasman en una fotografía los detalles de una supuesta imagen fantasmagórica, o al menos, fuera de lo común y difícil de explicar.

Es el caso de una foto que se conoció en las últimas horas, pero que ocurrió el pasado sábado 11 de enero justo en el ingreso al hotel.

Resulta que tras finalizar una visita nocturna por el lugar, un turista se quiso llevar un último recuerdo, momento en el que notó la presencia de una figura notoriamente más obscura que la imagen de la persona a quien retrataba.

De inmediato, el visitante compartió lo capturado con el propio hotel, quien mediante su cuenta oficial de Facebook, la dio a conocer.

Imagen original captada por un turista en el ingreso al hotel, el pasado sábado 11 de enero.

En la imagen se puede ver a una mujer posando para la cámara y apoyada en la clásica fuente que forma parte del acceso principal hacia el hotel, pero si uno observa con mayor detenimiento, junto a ella y a su derecha, se observa una imagen difusa, mucho más pequeña pero con algo de forma.

El tema es que rápidamente los comentarios se hicieron leer y escuchar, es que tras la publicación de la imagen, muchos dicen ver y relatan hasta experiencias personales o de cercanos en el lugar, otros, apelan a la explicación escéptica de lo que pudo haber sucedido; mientras que algunos dicen, incluso, no ver absolutamente nada.

Según los propios guías turísticos, que son los encargados de acompañar y mostrar cada rincón del hotel a vecinos y turistas, dicen que los ruidos y las situaciones extrañas “son experiencias que se viven a diario”, pero el paso del tiempo hacen que de a poco, hasta se vayan acostumbrando.

¿Será, o no?




Comentarios