Con la aparición de los silos bolsa en los campos y aun con su presencia dentro de los terrenos de las plantas de acopio, pudimos absorber todo el crecimiento global de la cosecha argentina que año tras año, niño o niña, se pone en juego por los jugadores del sistema que ponen en riesgo enormes capitales, sabiendo que parte de ellos suelen estar dentro de esos silos bolsa.

Con algún costo adicional, pero claramente inferior al que representa armar baterías de silos fijas para el almacenaje de la campaña, los silos bolsa han tenido un papel más que importante en el crecimiento de la producción y su posterior administración / comercialización.

Atacan silosbolsa en Villa María.

Hoy estos ataques de rotura de esta herramienta, como ha pasado en María Teresa provincia de Santa Fe,  estratégica del campo argentino y por ende del país , no tienen sostén mental básico para explicarlo, aun dentro de una grieta inentendible que suele recorrer todos los ambientes de las vivencias de casi todos los sectores participes necesarios para armar el diseño del país ideal, tan discutido en sus versiones, pero sobre lo cual hay un todo en común en lo que se refiere que hay que exportar para pagar la fiesta por ende no importando de qué lado quedes de la grieta, se sabe que se necesita producir y por ende los silos bolsa son parte del juego.

Es darse un lujo que no estamos en condiciones de darnos ya que generar un daño adicional por el solo efecto mediático de ir en contra de un sector que ya no es de las elites si no de los trabajadores del sector, gran generador de divisas tan buscadas, no encuentra explicación factible. Hay perdidas, hay gastos, incluso por parte del socio mayoritario estatal que con su recarga impositiva también es parte de los silos damnificados por el vandalismo ya que su moneda de cobro también es parte de lo que hay adentro de cada silo bolsa.

Puerto de Rosario - AP Photo - Gustavo Ercole

Hay que ponerse los pantalones largos y tomar medidas rápidas y de efecto contundente donde quede en claro que no se está atacando a un solo sector, si no al polinomio de acciones necesarias para mantener un negocio que origina plata, que va también va a parar a los planes de sustento tan necesarios y en boga hoy en día y desde hace ya unos cuantos años para atrás, para el 50% incluido en los niveles de pobreza según las últimas estadísticas.

En esta sociedad no se puede sacar los pies del plato como quedo explicado, por ende trasmitir bien con mensaje claro y contundente es la parte que al menos las autoridades no deberían dejar de hacerlo independientemente del color de sus banderas, ya que en esta vez la única que bandera que vale es la argentina.