Sucedió en la localidad de Las Heras. “No me escraches, estoy con mi amante” fue el aberrante pedido del abusador de una nena 13 años a la Policía.

Los agentes vieron movimientos raros dentro de una camioneta y se toparon con la terrible escena. El agresor sexual quedó detenido y fue trasladado a la comisaría segunda de Las Heras.

La camioneta se encontraba estacionada desde hacía un rato en una esquina pero al advertirse movimiento llamó la atención de una patrulla de policías que recorría la zona.

El violador se encuentra detenido en la Seccional Segunda de Policía en Las Heras.Web

Cuando los efectivos se acercaron al vehículo, se toparon con la escena de una violación. “Por favor, no me escraches, soy casado y estoy con mi amante”, fue el grito desesperado del hombre al verse descubierto por los agentes, según indicó La Opinión Austral.

Cuando los policías se acercaron, se toparon con una imagen indescriptible: vieron que el conductor estaba con una nena de 13 años en el interior de una camioneta Volkswagen Saveiro.

Fue trasladado a la Comisaría Segunda, donde quedó detenido tras declarar en el Juzgado a cargo de Eduardo Quelín.

Por otro lado, se dio intervención a Niñez y se activó el protocolo para víctimas de abuso sexual para contener a la menor.