Se trata de la única persona que faltaba ubicar luego del trágico hecho en el lago Cardiel, cuando un grupo de kayakistas se dan vuelta por los intensos vientos y son arrastrados por el agua. Javier Barría era bombero en la División Cuartel 10° en la localidad de Gobernador Gregores y estaba desaparecido en el lago Cardiel desde el 27 de febrero.

El hallazgo del cuerpo se suma a los tres fallecimientos ocurridos en el trágico hecho: Daniel Barría -presidente del Concejo Deliberante local, Elsa Martínez -vecina de Gregores-, y Marilena Bossio -veterinaria de 26 años que había venido al sur en busca de trabajo-.

Personal de Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional, el Ejército Argentino, la Policía de Santa Cruz y demás instituciones se abocaron de lleno para encontrar al bombero. El joven era hermano de Daniel -víctima de la tragedia- y Claudio Barría, diputado provincial por Gobernador Gregores, que logró sobrevivir ese día.

El cuerpo de Javier Barría fue encontrado en lago Cardiel.La Opinión Austral

Los tres hermanos se habrían lanzado al agua cuando comenzó el temporal sobre el lago, para rescatar a su sobrino, Mateo -de 8 años- que corría peligro.

Actuaron efectivos de la Policía Santa Cruz junto al Ejército Argentino, Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional, Protección Civil, y la colaboración constante de vecinos.

Se indicó que siendo las 13 hs. de este sábado, visualizaron a 2300 m. de la Bahía del Griego, y a 2000 m. del Centro Operativo Acuático, sobre las aguas del Lago Cardiel, una mancha oscura, al situarse en el lugar una embarcación de Superintendencia de Bomberos de esta Policía, halló un cuerpo sin vida flotando de cúbito ventral.

Previo reconocimiento de los familiares, el cuerpo fue trasladado hacia la ciudad de Río Gallegos para su autopsia.