A los profesionales enfermeros, se suman los camilleros y el personal de limpieza del Hospital Regional de Rio Gallegos. Este lunes se cumplió el sexto día de acampe frente a la Casa de Gobierno esperando que Alicia Kirchner pueda atenderlos y brindarles respuestas a su reclamo.

El punto principal es una mejora salarial al personal. “Queremos recibir un sueldo acorde al enfermero”, dijo Walter Barrientos quien luego de cumplir su horario nocturno en el Hospital se dirigió al acampe. “No podemos seguir trabajando en dos lugares porque el sueldo no nos alcanza, no podemos estar 8 horas en el Hospital pensando en cumplir el horario y tener que irnos al otro trabajo porque el sueldo no alcanza”, mencionó.

Enfermeros se encuentran frente a Casa de Gobierno esperando dialogar con la gobernadora Alicia Kirchner.Diario Nuevo Dia

El acampe se encuentra en la puerta a Casa de Gobierno, sobre calle Alcorta al 200 en Río Gallegos.

Se trata de una manifestación que hasta el momento no tendría solución, ya que la Gobernadora no alude al pedido de atención.

Barrientos indicó que “lo único que hacemos es ocupar un espacio con respeto y sin violencia, esperando que la Gobernadora nos escuche”.

En este sentido indicó que “esta problemática no es solo de enfermería sino de camilleros y personal de limpieza”.

“Seguimos acá, parece que Alicia Kirchner no escucha al pueblo, no entiendo porque no nos puede escuchar y no sabemos qué hicimos de malo”, aseveró Barrientos.

El reclamo de los profesionales de la salud ya lleva más de dos meses. “Si piensan que nos vamos a cansar están equivocados, estamos más fuertes que nunca”, dijo y agregó que “como enfermeros estamos haciendo mucho por la ciudadanía. Es un trabajo duro, hay que cuidarse mucho tratando de no llevar el virus a la casa”.

Consultado sobre cómo ve el pago anunciado por el gobierno nacional, de un bono por tres meses de $6.500 al personal de salud, opinó que “a cualquier enfermero le suman, pero el problema de fondo va a seguir estando y es algo que debe solucionar la señora gobernadora”.

En cuanto a la situación de contagios en la ciudad capital, Barrientos indicó que “estamos casi casi incendiados”, dando cuenta de la situación de camas en el Hospital.