“No entendemos porqué hay un montón de actividades habilitadas y no autorizan las clases presenciales”, expresó Nahir Castillo, una de las referentes de Padres Autoconvocados de Santa Cruz en Río Gallegos.

“Los papás tenemos que hacer valer el derecho de nuestros hijos a la educación”, se mencionó y es así que hoy se organizó una radio abierta para pedir que “abran las escuelas”. La concentración se realizó en la Escuela República de Guatemala a las 9:30 horas.

Padres Organizados de Santa Cruz piden que abran las escuelas en la provincia.Google

Los Padres Organizados piden “por la salud mental de nuestros hijos y por su futuro”. En este sentido, Castillo dialogó con Radio Mediática 98.9 sobre el no inicio de clases presenciales y la contradicción de habilitar actividades donde se amontona mucha gente y no cumplen protocolos.

Contó que intentaron hablar con autoridades del Consejo Provincial de Educación, pero no tuvieron respuestas. “Fuimos al Consejo de Educación a entregar una nota y nos esperaron con policías en la puerta. No nos quisieron recibir. Entró un solo papá, dejó la nota y nos tuvimos que ir. Nunca recibimos una respuesta como pasa siempre en estos casos. Hace cuatro años que hemos enviado notas por distintos motivos y jamás tuvimos una respuesta.”

La mayor crítica del no inicio de clases no es por la situación epidemiológica de la provincia sino que es por el mal estado edilicio de las escuelas. De hecho la discusión viene hace muchos años entre el CPE y los gremios de docentes por el estado de las escuelas en toda la provincia. “Nosotros no entendemos cómo en todo el país comenzaron las clases presenciales y acá no. Ya demostraron que no hubo aumento de casos con las clases presenciales. No entendemos porqué hay un montón de actividades habilitadas, donde se amontona un montón de gente y no quieren autorizar las clases presenciales”, opinó Castillo.

La referente de los Padres Autoconvocados también se refirió a las distintas problemáticas que viven muchos niños y adolescentes, desde lo pedagógico, médico o falta de dispositivos o internet en muchos hogares.

Pese al reclamo de los padres, casi toda la provincia de Santa Cruz sigue sin clases presenciales. Por disposición de la gobernadora Alicia Kirchner, solo las escuelas rurales pudieron reabrir.

Otras localidades

En El Calafate un grupo de padres se autoconvocó para exigir el regreso de las clases presenciales.

Si bien la marcha llamó la atención justamente por la protesta frente a la residencia de la vicepresidenta de la Nación, fue una más de muchas manifestaciones que el grupo de Padres Organizados encabezó desde el año pasado.

Padres Organizados de Santa Cruz piden que abran las escuelas en la provincia.Facebook

Durante 2020, los estudiantes santacruceños hicieron todo el ciclo lectivo en forma virtual. En el comienzo de 2021, todo se mantiene tal cual transcurrió el año pasado. Tan solo un puñado de alumnos que representa el 10% de la matrícula provincial pudo retornar a las aulas. En cambio, para las localidades más pobladas, aquellas que cuentan con transmisión comunitaria de Covid-19, las clases siguen de modo virtual.

Solo las escuelas rurales de la provincia pudieron retomar el contacto presencial con sus alumnos. Desde la cartera educativa, precisaron que en aquellas localidades que presentan un “brote local” la asistencia es de al menos dos veces por semana, mientras que las ciudades que tienen transmisión por conglomerado pueden ir tan solo un día. En todos los casos, la asistencia es por grupos reducidos.

Sin embargo, el 1 de marzo las clases volvieron a iniciar en forma virtual. Desde entonces, el reclamo de “Abran las escuelas” se multiplicó en la provincia.

Así como en El Calafate, la misma manifestación se da en El Chaltén, Río Gallegos, en Puerto Deseado y en Caleta Olivia. Los padres autoconvocados marchan y visibilizan el pedido por el centro de las comunidades tratando de que el Consejo Provincial de Educación brinde respuestas al respecto.

Conflicto docente

Ahora, a la falta de voluntad política se le suma la resistencia gremial para reabrir las escuelas. Desde la Asociación de Docentes de Santa Cruz (ADOSAC), si bien negociaron el aumento salarial para esta primera parte del año aún consideran que no están dadas las condiciones para regresar a la presencialidad. “No están dadas las condiciones de seguridad sanitaria para ninguna presencialidad. Resaltar que el incremento de contagios y la falta de inversiones en el sistema de salud ponen en serio riesgo la salud y la vida de los compañeros docentes y demás integrantes de la comunidad educativa en aquellas localidades donde se ha impuesto la bimodalidad”, manifestaron.

La situación de la educación de la provincia es de largo arrastre. Según los datos relevados por el abogado y docente universitario Gabriel Ruiz, magíster en Filosofía del Derecho y especialista en Derecho a la Educación, a pedido de la intervención del PRO en Santa Cruz, los alumnos que terminaron la Primaria en 2020 fueron a la escuela solo cuatro de los siete años de escolaridad en tanto que en el Nivel Secundario solo estuvieron en las aulas dos años y tres meses de los cinco correspondientes, en un relevamiento de días de clases perdidos entre 2014 y 2020. En el año 2018, las clases en la provincia iniciaron recién en agosto, como resultado de una fuerte conflictividad gremial.

Situación epidemiológica

Por su parte, el ministro de Salud y Ambiente, Claudio García afirmó que el parámetro para definir cuáles son las localidades que tomarán una u otra metodología “está relacionada principalmente a los perfiles epidemiológicos de cada localidad”, y detalló que la situación epidemiológica en cada localidad será analizada semanalmente “para que en el caso de existir la aparición de nuevo brote o cambie el estatus epidemiológico se tome en forma conjunta la determinación de cómo es la modalidad que se va a seguir en este proceso que es la vuelta a clases”.