La jornada por Ni Una Menos, centró a la CTA-A y ATE Santa Cruz en distintas actividades para visibilizar las violencias y la falta de abordaje integral. En este sentido se realizó un plenario provincial a través de la plataforma Zoom por una reforma judicial feminista y para erradicar definitivamente las violencias. Al finalizar se lanzó el Protocolo Integral para la Administración Pública y todos los organismos del estado.

En la oportunidad se debatieron acciones y campañas para el cumplimiento de la Ley de Erradicacción de Violencia Contra la Mujer.

El Protocolo de Abordaje Integral, Acoso y Violencia Laboral se apoya en la ley de Protección integral, y en los artículos que componen el Convenio N°190 y configuran la violencia laboral. Tiene un comité de abordaje multidisciplinario que toma la denuncia y asesora. Los tipos de violencia pueden ser: violencia dentro del ámbito laboral o en alguna actividad relacionada con su actividad laboral o en situaciones de violencia en la esfera privada que puedan repercutir en su desempeño laboral; por ello, es un abordaje integral y de asesoramiento.

Se lanzó un protocolo elaborado por la organización para el abordaje de violencias.ATE Santa Cruz

El punto fundamental del protocolo y de su comité, es el abordaje inmediato para el cese de la violencia con medidas urgentes, el posterior resguardo de la víctima y el seguimiento de las denuncias concretas, su evaluación y consideración en ese sentido. Permite también, denunciar acoso y violencia laboral a empleados que se desempeñan en ámbitos tanto formales como informales dentro de la administración pública. Eso se apoya en el Convenio N°190 que habilita la denuncia laboral de violencia sea formal como informal. La licencia a la que puede acceder la víctima y poder resguardarse es otro de los puntos destacados.

La inversión de la carga de la prueba - tal como lo estipula el convenio N°190 -, recae en este caso en el denunciado que: deberá justificar que tal hecho no existió. El comité, deberá realizar un relevamiento de los casos denunciados y notificar a la ASIOT, como además, tiene la facultad para hacer campañas de difusión en los sectores de trabajo mediante afiches. Este protocolo les da herramientas a todos los recursos humanos para poder hacer frente a la denuncia por violencia y es el protocolo que como organización vamos a presentar en el marco del Convenio Colectivo de Trabajo, se indicó.

La secretaria general de ATE Santa Cruz, Olga Reinoso, sostuvo que “ya no hay más excusas para el abordaje que debe ser integral, porque la violencia es cultural, económica, psicológica, política y judicial. La precarizacion también es violencia”, recordó.

Finalmente sostuvo que una reforma judicial feminista es urgente para terminar con una larga historia de oscurantismo, ocultamiento, abuso de poder y permanente violencia hacia los géneros.

Criticó la posición de algunos jueces, “enquistados por generaciones y generaciones, inamovibles, vitalicios y sin control alguno, familias de juristas que nunca fueron electos por el pueblo, proveen a nuestras democracias justicia poco transparentes, pero fundamentalmente demoran nuestras causas y evitan la transformación para adentro del poder judicial, porque es inminente en cada lugar, en cada hogar, en cada pueblo, el patriarcado se va a caer, pero si no hacemos algo, los que nos condenan, los que condenan a los femicidas no están formados judicial, ni culturalmente para semejante tarea, con pocas excepciones”.