Después de anticipar que si aumentan los casos aumentarán las restricciones, el Gobierno porteño indicó que se observa un “amesetamiento” en la curva de contagios de la ciudad de Buenos Aires.

//Mirá también: COVID: la vacunación a mayores de 65 años retoma este martes en la Ciudad

Lo dijo el ministro de Salud, Fernán Quirós, quien aclaró que “todavía no se ve con claridad” que dicho “amesetamiento” esté influyendo en una baja en la ocupación de camas de terapia intensiva, que este martes volvió a quebrar su pico y llegó al 84% en los hospitales públicos porteños.

“Necesitamos que los casos empiecen a bajar. Ya hay algunas sospechas, algunos datos preliminares que lo muestran, luego tenemos que ver que las camas de terapia intensiva no solo se estabilicen sino que empiecen a bajar. Cuando esos dos fenómenos estén a la vista podremos decir que entonces la situación está suficientemente transitada para no agregarle a la sociedad más problemas”, sintetizó Quirós.

Durante la habitual conferencia de prensa en la que brinda informes sobre la situación de la pandemia en el distrito, Quirós explicó “se puede ver con toda claridad que llevamos más de 14 días con la curva que ha dejado de crecer, se ha estabilizado e incluso estos días tiene un leve descenso”.

Sin embargo, aclaró que la pandemia “se comporta como tres curvas sucesivas”: la de los casos, la de la ocupación de las camas de terapia intensiva y la de los fallecidos. Y explicó que es la curva de los casos la que “determina y dispara las otras dos” y que lo que ocurre en una repercute en la siguiente dentro de los próximos “siete a diez días”.

“Llevamos 14 días de estabilidad, una estabilidad muy alta, con todas las camas de terapia intensiva muy ocupadas pero estabilidad al fin y en 15, diez días veremos cierta estabilidad en la curva de mortalidad”, enfatizó el ministro.

Qué esperar

Sobre lo que pueda ocurrir en los próximos meses, cuando comience el invierno y la pandemia pueda recrudecer, Quirós señaló que “va a depender críticamente de como avancemos con la vacunación, imposible anticiparnos como va a ser el futuro si no tenemos claridad en como van a llegar las vacunas”.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: 443 muertes y 18.793 nuevos casos en las últimas 24 horas

El Ministro también se refirió a la situación en los sanatorios privados de la Ciudad y aclaró que el Gobierno porteño ya entregó unos 100 respiradores del sector. “Vamos a acompañar a cada uno para que puedan atender a la gente como corresponde”, dijo.

“Somos responsables de proteger y cuidar a todos los porteños”, agregó al ser consultado si el Gobierno porteño continuará asistiendo a los centros de salud privados.

Una oportunidad de diálogo

Quirós dijo también que el Gobierno de la Ciudad está dispuesto a “dialogar acerca de cómo mejorar el entorno escolar y el traslado, y cómo hacer la presencialidad más segura”, en el marco de las medidas tendientes a mitigar la expansión de la segunda ola de coronavirus.

//Mirá también: Nación presentó un escrito ante la Corte para respaldar la suspensión de las clases presenciales

El ministro habló de “dar el debate para que los niños, sobre todo los de mayor vulnerabilidad y los más pequeños, puedan seguir con su presencialidad”. Y agregó que “el número de contagios dentro de la escuela, cumpliendo los protocolos, es extremadamente pequeño”.

Con información de Télam.