La Ciudad de Buenos Aires ordenó suspender por 30 días todas las operaciones médicas que no sean urgentes, en medio de la segunda ola de coronavirus que golpea a la Argentina.

//Mirá también: Coronavirus en Argentina: reportaron 537 muertes en las últimas 24 horas

El decreto, que lleva la firma del jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, es para los hospitales privados.

El Gobierno porteño quiere “contar con la mayor cantidad de recursos asistenciales disponibles que permitan la atención de pacientes con Covid-19, tanto ambulatoria como de internación”.

Horacio Rodríguez Larreta en la sede central del Gobierno de la Ciudad. (Foto: Clarín)

Los efectores del subsistema de salud privado y los de la seguridad social deberán reprogramar y suspender, durante el plazo de 30 días corridos, la atención programada y las intervenciones médicas vinculadas a patologías que con criterio médico no sean de carácter urgente o que no puedan ser discontinuadas o postergadas”, dice el decreto.

La disposición será publicada este viernes en el Boletín Oficial de la Ciudad.

//Mirá también: Coronavirus: Argentina recibirá un millón de vacunas Sinopharm

Los hospitales privados de la Ciudad, en crisis

La situación que atraviesan los 66 sanatorios y clínicas privadas que asisten a afiliados de obras sociales y prepagas en la Ciudad, es crítica: llegó a un nivel de ocupación de camas de terapia intensiva que oscila entre el 95% y el 100%.

Según informaron fuentes del Gobierno porteño a la agencia de noticias Télam, la reprogramación de intervenciones médicas de patologías no urgentes ya rige para los hospitales públicos de la Ciudad en el marco de un esquema de “refuncionalización” del sistema para la atención de pacientes con coronavirus.

Con información de Télam.