El padre de Sebastián Damián Villarreal, el hombre que el martes pasado atacó a puñaladas a dos bailarinas en una escuela de danza del barrio porteño de Palermo, dijo que nunca pensó que su hijo podía tener "una patología de ese tipo" y contó que "era muy maltratado de chico por su madre".

"La verdad es que estoy muy sorprendido, muy consternado. Encontrarnos con esta situación nos descontroló a todos porque nos va a cambiar la vida todo esto", dijo Walter Villarreal esta jueves en diálogo con C5N.

El hombre comentó que tanto el agresor como su hermano gemelo "tuvieron una muy mala vida en la niñez" ya que la madre, que hace unos 15 años está internada en una institución neuropsiquiátrica, "les pegaba con objetos contundentes".

Sebastián Villarreal. (web)

"Cuando yo reaccionaba, ella me echaba de la casa, era una situación muy difícil para mí y para ellos", agregó. Por eso, relató que cuando Villarreal tenía 10 años obtuvo la custodia de sus hijos, y que en ese momento los llevó a un sanatorio para que fueran revisados, pero los resultados no indicaban la presencia de ninguna secuela.

"Se quedaron estudiando el secundario en La Plata, y cuando me los quise llevar me dijeron que no porque tenían su vida ahí y los respeté, pero siempre estuve y estoy siempre", siguió Villarreal.

En tanto, explicó que a partir de la imputación por tentativa de femicidio que recayó sobre su hijo, se dedicará a "acompañarlo" y "ayudarlo en lo que pueda".

Por último, pidió disculpas a las mujeres atacadas, las bailarinas Julieta Antón y Sofía Bovino, y a sus familias.