En el marco del operativo de desalojo de los terrenos tomados en el predio de Gernica, desde el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires volvieron a condenar las tomas y a defender la propiedad privada. El primero en salir a posicionarse sobre las ocupaciones había sido el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien manifestó: "Es una obligación del Estado defender los derechos de propiedad".

Este jueves por la mañana, mientras se producia el desalojo en Guernica, el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, expresó: "Cuando se comete un delito el Gobierno tiene la obligación de actuar, el Estado tiene que actuar para reestablecer el imperio de la ley".

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel. (GCBA)

"La Constitución Nacional establece que la propiedad privada es inviolable. No es solamente la propiedad privada, es la propiedad pública también: la propiedad es inviolable y usurpar es un delito", señaló el funcionario porteño.

Déficit habitacional

Según Miguel, cada toma "es una situación muy particular". "Lo que es claro es que en algunos casos hay una situación de déficit habitacional. También hay grupos mafiosos e interesados que se aprovechan de la necesidad de mucha gente. Lo que es importante es poder diferenciar ambas cuestiones, porque usurpar es un delito y de eso no hay ninguna duda", puntualizó.

Guernica. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

"El déficit habitacional hay que trabajarlo con un contexto de reglas que promuevan la inversión, que generen el empleo, que permitan el ahorro. Promoviendo algunos proyectos habitacionales. En la Ciudad estamos trabajando para que haya algunos programas de créditos. En los últimos cuatro años generamos cuatro mil viviendas", detalló el jefe de Gabinete.

Para finalizar, el funcionario afirmó que "en la Ciudad de Buenos Aires y por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires siempre vamos a respaldar el cumplimiento de la ley".