El ministro de Salud, Fernán Quirós, mostró datos alentadores de cara a la nueva etapa de la cuarentena.


Fernán Quirós, ministro de Salud porteño, afirmó este martes que la ciudad de Buenos Aires tuvo su pico de casos de coronavirus entre el 3 y 5 de agosto, y adelantó que habrá más aperturas en la nueva etapa de la cuarentena.

“Tomando el promedio de contagios en los últimos 7 días, entre el 3 y el 5 de agosto tuvimos el pico. En ese momento estuvimos en un promedio de 1.300 casos y al día de hoy estamos entre 900 y 1.000, con un descenso lento y progresivo. Hace unos 9 días que venimos en descenso permanente”, dijo en diálogo con radio Con Vos .

Sin embargo, aclaró que “eso no significa que no podamos tener más casos ni que se haya terminado el problema, pero la tendencia es clara”.

Sobre el récord de casos y de fallecidos que se registró este lunes, el ministro disparó: “ya sabemos cómo se originó ese aumento de casos”, y señaló que “cuando uno mira la curva ordenando por el momento en que se hizo el hisopado, que es la forma correcta de evaluar día a día, la Ciudad sigue estando con el R (índice de contagiosidad) debajo de 1 y con una curva que tiende a un pequeño descenso“.

Fernán Quirós, Gabriel Battistella y Paula Zingoni. (Foto: Prensa GCBA)

“Si no hay un cambio brusco de comportamiento social, creo que la curva va a tener un descenso lento y paulatino, de varias semanas, tal vez un poco más de un mes. Luego vamos a llegar a un valor de casos de actividad permanente hasta que aparezca una vacuna. No sabemos dónde estará, pero probablemente sea un poco por debajo de los 500 casos por día“, agregó sobre el futuro del virus en CABA.

Además, aseguró que “la cuarentena precoz fue una decisión valiente y correcta que evitó una catástrofe sanitaria, al menos en el AMBA”, ya que “cuando empezó la pandemia teníamos menos de la mitad de las camas de terapia que hubiéramos necesitado“, sumó.

Para cerrar, el ministro anticipó que “por las características de la Ciudad, el desandado tiene que ser paulatino, progresivo y prudente. Eso contempla que las actividades que se pueden ir liberando son al aire libre. Hay que tratar de evitar al máximo los lugares cerrados y mal ventilados. No podemos poner en tensión una curva que tiene que ir descendiendo”.




Comentarios