Aún así, dijeron que hasta la semana que viene no podrán sacarse conclusiones.


El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, se mostró optimista con respecto al avance de la situación del coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires y anticipó que después del 17 de julio podría flexibilizarse.

“Nosotros vemos que nuestra curva se está estabilizando. Estamos haciendo enormes esfuerzos, tanto la ciudadanía como nosotros. Esperamos llegar al final de este período con la curva lo más controlada posible, con el R lo más bajo posible y proponerle a la ciudadanía algún cambio en la estrategia que tenemos hoy”, dijo en conferencia este lunes.

De todos modos fue prudente, y anticipó que “a mediados de la semana que viene será importante para ver los resultados”.

Sobre la relación con la provincia de Buenos Aires, dijo que “tiene que haber una mirada integral”, pero remarcó que la Ciudad siempre tomó “decisiones de manera independiente”. “Hemos priorizado el comercio barrial, la caminata de los niños, la actividad deportiva nocturna y en la provincia de Buenos Aires han priorizado otras cosas, inclusive diferentes entre municipios”, explicó.

Según el reporte oficial de este lunes, hubo 1132 nuevos casos en la Ciudad de Buenos Aires, y 13 nuevos fallecidos (con un total de 717 víctimas fatales). Sobre las camas en los centros de salud, hay 236 pacientes internados grave, 764 en situación moderada y 3266 con internaciones leves.




Comentarios