La caída en ventas para espectáculos, baja asistencia en los talleres y las deudas del municipio y provincia para con el lugar acrecentaron su estancamiento.


La Biblioteca Popular Sarmiento de Bariloche atraviesa una crisis que podría provocar el cierre de la sala de teatro. El municipio y la provincia mantienen deudas con la institución, lo que impidió solventar espectáculos y terminaron por dejar de presentarlos ante la falta de concurrencia al igual que a la suspensión de los talleres que brindaban.

Una de las más profundas crisis económicas de los últimos tiempos“. Así definió Gonzalo de Estrada, el presidente de la comisión directiva, la situación que atraviesa la Biblioteca Popular Sarmiento, ubicada en el Centro Cívico. “No dependemos del gobierno municipal, ni provincial, ni nacional. Somos una asociación civil sin fines de lucro que se autogestiona y por consiguiente, se autofinancia”, destacó. Además, aclaró: “Hace seis meses que estamos en bancarrota perdiendo plata, generando deuda sin poder mantener incluso las condiciones mínimas para dar los servicios”.

La deuda que el gobierno provincial y municipal mantienen con la biblioteca sumado a la baja concurrencia en los espectáculos de la sala de teatro y a los talleres hace que el mantenimiento de la institución se complejice cada vez más. “Tenemos obras pendientes por falta de fondos como la renovación de los matafuegos, las luces de emergencia, el servicio de ambulancia y las luminarias de la sala de lectura, entre otras”, indicó Estrada.

Advirtió que de no solucionar la grave crisis financiera, evalúan cerrar la sala de teatro, solo la abrirían para eventos privados, reducir el horario de la sala de lectura al mínimo exigido por la Conabip y también el personal “al mínimo indispensable”.

El planteo de la comisión directiva de la biblioteca fue trasladado a los concejales que esta mañana sesionaron en esa institución por falta de gas en el Concejo Municipal. El compromiso del oficialismo fue realizar las gestiones ante el gobierno municipal y provincial para saldar las deudas. Según publicó Río Negro.






Comentarios