Elisa Carrió se refirió nuevamente al escándalo del Vacunatorio VIP, luego de que el Gobierno diera una lista oficial de nombres y de que se allanara el Ministerio de Salud. En ese sentido, llamó a “marchar en silencio”.

“Los llamo a marchar en silencio por una República Argentina con una identidad moral, el viejo contrato moral sin el cual no hay cultura, instituciones, moneda; sin el cual estamos siendo humillados”, manifestó.

En diálogo con TN, la líder de la Coalición Cívica consideró que como “ciudadanos hemos consentido que se perdiera la conciencia moral en Argentina”. Y reconoció que en un hipotético gobierno de Mauricio Macri también hubiera habido “un una sala vip”.

Y agregó: “En cualquier Gobierno hubiera habido privilegios, porque es el sistema argentino el que da privilegios; por eso esto debe ser una conversación moral entre todos”.

A su vez, opinó sobre el pedido de renuncia al ministro Ginéz González García y lo calificó como un acto de “cinismo”.

“Le cortaron la cabeza a alguien que forma parte de la corporación de los medicamentos en la Argentina, pero no basta con eso, esto no lo podía desconocer el presidente (Alberto Fernández)”, dijo Carrió.

“Nadie desconocía que La Cámpora afiliaba a cambio de una vacuna; Cristina (Kirchner) tampoco lo puede eludir”, planteó.