La carrera de ciclismo más importante del mundo tuvo un episodio poco feliz este sábado durante el desarrollo de la primera etapa. Sucedió cuando una espectadora estiró un cartel para que la tomaran las cámaras de televisión, sin tener en cuenta la corta distancia que la separaba de los competidores.

//Mirá también: Rally Mundial: Neuville, con casi un minuto de margen para la definición en Kenia

Fue así como un ciclista del equipo Jumbo, el alemán Tony Martin, ubicado en las primeras posiciones del pelotón, se llevó por delante el cartel de la mujer. Martin se cayó y, por supuesto, encima de él muchísimos más, formando una montaña de ciclistas en la carretera. Faltaban 45 kilómetros para la llegada de la primera etapa.

Al momento del accidente, sólo había un líder que se había despegado del resto: el neerlandés Ide Schelling (Bora), que contaba con menos de dos minutos de ventaja.

Por su lado, el alemán Jasha Sutterlin (DSM) abandonó en los minutos posteriores a la caída. La primera parte del pelotón decidió esperar a que se reformara el grupo.

El campeón de Italia, Sonny Colbrelli (Bahrain), y el campeón de Bélgica, Wout van Aert (Jumbo), estaban entre los ciclistas distanciados, junto al escalador colombiano Miguel Ángel López (Movistar).

En lo que a la competencia se refiere, el francés Julian Alaphilippe resultó el ganador y se vistió el primer maillot amarillo del Tour de Francia. El actual campeón del mundo, que llegó con unos segundos de ventaja, se impuso en el alto de la Fosse-aux-Loups delante de Michael Matthews y de Primoz Roglic.

//Mirá también: F1: Verstappen, autor de la pole en Austria, “será una carrera muy peleada”

Si bien fue para resaltar la importancia de volver a competir con público, la organización publicó un video para alertar a los fanáticos de los peligros de acercarse demasiado a los competidores y de respetar el esfuerzo de los ciclistas. Aunque, por lo visto, no tuvo mucho caso.