Tokio registró este sábado su número de contagios diarios más elevado en cinco semanas, con un total de 716 nuevos casos, a 20 días del comienzo de los Juegos Olímpicos. Y comienza a sembrarse nuevamente la duda de la realización de la cita deportiva más grande del mundo.

//Mirá también: Paula Pareto llegó a Tokio y es la primera atleta argentina en la ciudad de los Juegos Olímpicos

El recuento diario subió en 182 casos desde las cifras del sábado pasado, en lo que se trata del decimocuarto día consecutivo que se refleja un aumento.

El número de este sábado es el más alto desde el 26 de mayo, cuando la capital japonesa registró 743 nuevas infecciones, aunque no se reportaron nuevos fallecidos, de acuerdo con el balance recogido por la cadena estatal NHK.

Los primeros jugadores de la selección nacional que llegaron a Las Vegas para iniciar la preparación a Tokio 2020. (@cabboficial)@cabboficial | La Voz

El Gobierno japonés y otros organizadores de los Juegos planean celebrarán una reunión, posiblemente la próxima semana, para revisar la actual política que contempla la limitación del número de espectadores a 10.000 por sede.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, reconoció ayer que se considera la opción de celebrar algunas competencias sin espectadores dada la situación.

De hecho, la presidenta del comité organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, Seiko Hashimoto, indicó en una conferencia de prensa separada que los organizadores están “preparados” para seguir adelante sin público si el Gobierno establece tal política después de analizar la situación de infección.

//Mirá también: La Selección Argentina presentó sus convocados para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

“No sé qué pasará con la situación de contagio porque cambia día a día, pero el comité organizador estará preparado para realizar los juegos sin espectadores y estará a la altura de cualquier cambio en la política que pueda ocurrir”, manifestó citada por la agencia de noticias Europa Press.

Japón ya anunció que impondrá un confinamiento previo de siete días a los atletas que lleguen de países donde se registra una propagación de la variante Delta, considerada más contagiosa.

Durante el encierro los atletas deberán hacerse las pruebas PCR todos los días y contactar solo con otros miembros de su equipo.