Este jueves se encendieron las alarmas en Independiente. Es que el capitán del equipo, Silvio Romero, dio positivo en coronavirus en el test rápido de antígenos a los que se sometió el plantel y se perderá el clásico contra del domingo contra Boca.

Si bien resta el PCR para confirmar el diagnóstico, el entrenador, Julio César Falcioni, ya no lo cuenta para el clásico de la séptima fecha en el estadio Libertadores de América. Lo mismo ocurre con el juvenil Brian “Chaco” Martínez, que también dio positivo en el test rápido.

La ausencia de Romero es imprevista. Nos quedan dos días de trabajo y vamos a ver qué posibilidades tenemos y el equipo que parará Boca”, expresó Falcioni este mediodía en conferencia de prensa.

“Lamentablemente son las circunstancias que se presentan”, agregó el entrenador, que arrancó esta semana sin Alan Franco, que viajó a Estados Unidos para cerrar su transferencia a Atlanta United, y sin el mediocampista Lucas “Saltita” González (convocado a la Selección Sub 23).

En la previa del partido contra Newell’s en Rosario por la cuarta fecha, Alan Velasco también había dado positivo en el test rápido y luego repitió el mismo resultado en el hisopado PCR.

Para enfrentar a Boca, Falcioni podría utilizar a Nicolás Messiniti o al mismo Alan Velasco en reemplazo de Romero. Será un partido importante para el “Rojo”, que quiere recuperarse de la derrota contra Vélez y volver a la cima de la Zona 2.