Los homenajes a Diego Maradona se extienden en todo el mundo, y han sido eventos centrales en los partidos de fútbol disputados a lo largo del país. El partido entre Colón e Independiente, no fue la excepción y fue protagonista de un momento muy emotivo: jugadores -también entrenadores y árbitros- portaron la camiseta 10 de Maradona de la Selección, ubicaron un cuadro del Diez en el círculo central, y sonó la canción de Rodrigo en los autoparlantes, previo al minuto de aplausos.

Pero fue el futbolista cordobés, Silvio Romero, quien realizó un particular homenaje al ídolo argentino. El capitán del Rojo se apartó de sus compañeros y alzó con sus dos brazos una camiseta del club con el 10 y el apellido Maradona inscriptos.

Además, otra de las perlitas de Romero fue el momento de sorteo previo al comienzo del encuentro. Cuando el árbitro Mauro Vigliano le mostró una de las caras de la moneda con el escudo de la FIFA, respondió: “Esa no, la otra, porque Diego no quería a la FIFA”.

Para la despedida del 10, el Chino Romero le dedicó unas palabras en sus redes sociales y dijo “Gracias, vas a estar siempre en mi corazón”.