Sebastián Beccacece no tuvo la mejor tarde en el Pedro Bidegain. Defensa y Justicia perdió con San Lorenzo y el entrenador desató su furia: tiró una botella a la tribuna, intervino la policía y le labraron un acta.

El DT vivió una secuencia de Relatos Salvajes. Sintió la injusticia y no pudo controlar su mal genio. A los 28 minutos del primer tiempo comenzó su serie de reacciones.

La tarde de furia de Sebastián Beccacece en el Pedro Bidegain.

Le anularon un gol al “Halcón” por una milimétrica posición adelantada de Walter Bou. Ante los cargados reclamos de Beccacece, Fernando Espinoza decidió amonestarlo.

La amarilla no detuvo su calentura. San Lorenzo iba ganando el partido y los visitantes estaban cerca del empate. A cinco minutos del final del partido, un desvío terminó impactando sin intención en la mano de Alejandro Donatti. Espinoza no marcó el penal -con criterio- y Beccacece no aguantó más.

Una botella de agua que tenía a su alcance fue el objeto que el entrenador decidió arrojar hacia las plateas del Pedro Bidegain. Ni la policía logró bajarle los decibeles a Beccacece con palabras: habrían tenido una fuerte discusión.

Según informó el diario Olé, a Sebastián Beccacece le labraron un acta contravencional por incitación a la violencia, en la última fecha sin público en la Liga Profesional.