Niza ganaba 1-0 al Marsella en 74 minutos, por la tercera fecha de la Ligue 1. Dimitri Payet ganó un córner y los hinchas locales le arrojaron botellas y bebidas. El francés se cansó, devolvió las agresiones y se desató la locura: los espectadores entraron al campo de juego para pelearse con los futbolistas.

//Mirá también: Por alto riesgo, prohibieron el uso de la camiseta del PSG en las inmediaciones de la cancha del Brest

El personal de seguridad no pudo sostener la furia de los fanáticos y en cuestión de segundos, decenas de hombres ingresaron con violencia.

//Mirá también: Lionel Messi viajó a Barcelona tras no ser convocado para jugar en el PSG

Luego del escándalo, los hinchas volvieron a las gradas tras la colaboración de los jugadores del Niza y de los efectivos de seguridad. Minutos de descontrol absoluto en Francia.

Los futbolistas del Marsella, agredidos por hinchas del Niza.(Twitter/@SC_ESPN)

Benoit Bastien, árbitro del partido, suspendió el juego por falta de garantías tras el violento momento que tuvieron los protagonistas.

Luan Peres y Matteo Guendouzi mostraron rastros de fuertes agresiones que sufrieron en el campo.

Jorge Sampaoli no pudo controlarse

El DT del Marsella no logró mantener la calma ante semejante barbaridad.

Los roces existieron incluso con las autoridades presentes en el partido.