Las reservas brutas que acuña el Banco Central cayeron este jueves otros 130 millones de dólares y cerraron en los 38.940 millones, por lo que se ubicaron así en el nivel más bajo en casi cuatro años.

En lo que va de noviembre y a pesar del súper cepo cambiario, las reservas brutas perdieron 917 millones de dólares. Mientras, la devaluación oficial avanza en línea con el ritmo inflacionario y el llamado “dólar blue” se mantiene volátil.

En lo que va de 2020, el blue subió 111% y se ubicó este jueves en 163 pesos. El oficial minorista avanzó 35,7%, hasta los 85,50 pesos. El mayorista ascendió 34%, hasta los 80,28 pesos; el “solidario” escaló 72,3%, hasta los 141,08 pesos; el MEP se incrementó 102,3%, hasta los 146,53; y el contado con liquidación avanzó 101,4%, hasta los 149,87 pesos.

La sangría de divisas

Hay que remontarse al 26 de diciembre de 2016 para hallar un nivel de reservas brutas más bajo. Ese día el stock –integrado por encajes, billetes, oro, el swap con China, entre otros factores- se ubicó en los 38.509 millones de dólares.

El stock de reservas registra una caída del 49,7% desde el récord histórico alcanzado el 9 de abril de 2019, cuando se ubicó en los 77.481 millones de dólares. Y hay una baja del 12% desde que asumió el gobierno de Alberto Fernández.

En sus primeros once meses de gestión, el gobierno de Fernández no sólo que no ha podido sumar reservas sino que se registra una pérdida de 5.276 millones de dólares, a pesar de que no se están pagando vencimientos de deuda externa y que hay un superávit comercial abultado.

Si bien el Banco Central no lo informa, estimaciones privadas indican que ya no quedan reservas líquidas de libre disponibilidad en sus arcas. En diciembre de 2019 había 7.300 millones. Y ahora el dato sería de unos 845 millones negativos.

El Gobierno nacional rechaza esas estimaciones. El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó el miércoles que las reservas netas de encajes llegan a 28.365 millones de dólares, por lo que hay “poder de fuego” para no devaluar.

“Al último balance, las reservas en dólares netas de encajes eran 28.365 millones de dólares. El resto de los ítems como el swap con China, los DEG (moneda del FMI) y el oro tienen distinto grado de liquidez”, dijo en una presentación ante la Comisión de Presupuesto del Senado.

Ante una consulta, descartó la posibilidad de utilizar los encajes de los bancos que forman parte de las reservas que están en manos del Banco Central. “¿Si se utilizan los encajes de los bancos? Claramente no. Hay 11.158 millones de dólares en encajes que no se tocan”, aseguró.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.