Lucas Cancino tenía 17 años, vivía en Quilmes y soñaba con ser ingeniero civil. Cerca de las 8 de la mañana, salió de su casa como todas las mañanas, peor fue increpado por un delincuente que le exigió que le entregue su bicicleta nueva, que su mamá le había regalado hace menos de un mes. Más allá de que se la dio, fue apuñalado en el pecho y murió minutos más tarde.

//Mirá también: Asesinaron a un chico de 17 años para robarle la bicicleta en Quilmes: hay tres detenidos y tienen antecedentes

El hecho conmocionó a todo el barrio, donde crece el miedo por la inseguridad y muchos vecinos y vecinas tienen miedo de salir a la calle.

El lugar donde ocurrió el asesinato de Lucas Cancino.

Estábamos en la vereda y lo vimos caer. No le llegaron a sacar ni el celular ni la mochila, y la bicicleta la dejaron tirada, después la trajeron los vecinos. Está muy complicada la situación en el barrio, hace tiempo que los robos aumentaron. Es algo de todos los días”, contó un vecino en diálogo con Clarín.

Este asesinato ocurrió frente a la puerta de la casa de sus abuelos, ubicada en la calles Combate Naval, entre Ascasubi y Lugones, en la localidad de Quilmes, al sur de la provincia de Buenos Aires.

Hay tres detenidos por el crimen

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, confirmó esta tarde que la Policía detuvo a tres sospechosos de haber participado en el crimen de Lucas.

“Identificados por testigos, por filmaciones, todo indica que son los autores materiales”, aseguró Berni durante una conferencia de prensa en la comisaría 1ra. de Quilmes.

Berni contó que los tres detenidos tienen antecedentes penales. “Nada nuevo, todas personas con antecedentes qua estuvieron presos, uno de ellos entró detenido el 24 de julio por robo calificado por el uso de armas ¿saben cuándo salió en libertad? en menos de cuatro días”, indicó.

El pedido de los vecinos de la zona es permanente para con las autoridades, para que refuercen la seguridad debido a la cantidad de asaltos que se registran en el lugar.

La investigación está a cargo de la fiscal Karina Gallo, que encabeza la Unidad Funcional de Instrucción número 4 (UFI). El asesinato quedó definido como “homicidio en ocasión de robo”.