Juntos por el Cambio manifestó su rechazo al proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal que impulsa el Gobierno, y advirtió que “su tratamiento no es urgente y no responde a las verdaderas necesidades de los argentinos que sufren la inflación, la falta de vacunas, la pobreza y el desempleo”.

//Mirá también: El Gobierno avanza en Diputados para elegir procurador propio en el Ministerio Público Fiscal

“Lo rechazamos porque es un intento más de quedarse con la Justicia. Sin fiscales independientes sólo se puede esperar falta de libertad y persecución a cualquiera que piense distinto”, dijeron en el comunicado titulado “Quieren quedarse con la libertad de los argentinos”.

“Sin fiscales independientes sólo se puede esperar falta de libertad y persecución a cualquiera que piense distinto. Lo rechazamos porque una vez más quieren manejar la Justicia para garantizar la impunidad en causas que nunca pudieron explicar. Todos podemos dejar de ser libres con esta ley”, sumaron.

La decisión se tomó tras un encuentro virtual realizado este fin de semana, que originalmente estaba previsto para el miércoles, pero que, luego de la convocatoria del oficialismo al plenario de comisiones de Justicia y Asuntos Constitucionales para este martes, Mario Negri pidió adelantar.

“Lo rechazamos porque una vez más quieren manejar la Justicia para garantizar la impunidad en causas que nunca pudieron explicar. Todos podemos dejar de ser libres con esta ley”, suma el comunicado.

Según consigna Clarín, Martín Lousteau sugirió un comunicado sencillo, que fue redactado por María Eugenia Vidal, y el propio Mauricio Macri enfocó el título pidiendo “no hablemos solamente de la impunidad sino también de la libertad”.

A la reunión, que tuvo asistencia completa, se sumaron dos gobernadores radicales, el mendocino Rodolfo Suárez y el jujeño Gerardo Morales.

La reforma

Esta semana, el oficialismo buscará aprobar la ley que reforma el Ministerio Público Fiscal y, de esa manera, modificar la duración del mandato y la forma de elección del procurador general.

//Mirá también: El procurador Eduardo Casal presentó una autodenuncia para que lo investiguen por enriquecimiento ilícito

De lograrse dictamen el martes, se desplazará al actual procurador del Ministerio, Eduardo Casal, mandatario temporal desde 2017, y se elegirá a un jefe que sea electo por la mayoría absoluta del Senado, y no por dos tercios.

Si se consigue el quórum necesario para abrir sesión, el plan es poder votar el proyecto a fin de mes. La convocatoria fue acordada el viernes pasado desde las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales. 

En noviembre de 2020, el oficialismo había conseguido la media sanción del Senado para la aprobación de la ley, pero no contaban con los votos suficientes en Diputados. De ese modo, postergaron el debate ya que tenían 117 apoyos en Frente de Todos mientras que la oposición 115, de manera que requerirían al menos ocho votos más.

Ayer, cuatro expertos del oficialismo, expusieron distintos aspectos de la reforma en el Congreso, que provocó que Juntos por el Cambio se retire de la reunión. Desde el Gobierno aseguran que dicho enojo se debe a que el oficialismo habría logrado el consenso necesario para la aprobación den diputados.

Con información de Télam.