Jorge Lanata criticó duramente al Gobierno nacional y analizó las palabras de Alberto Fernández tras el último escándalo en la Quinta de Olivos, en su editorial de Periodismo Para Todos. “No alcanza con pedir disculpas, si alguien hizo algo mal debe tener una consecuencia”, dijo sobre el festejo clandestino por el cumpleaños de Fabiola Yáñez.

//Mirá también: Patricia Bullrich se sumó a las críticas por la foto en Olivos: “La autoridad presidencial está devastada”

(Gentileza El Trece).El Trece

Desde que se filtraron las fotografías que delataban una celebración íntima en la residencia presidencial durante la fase 1 de la pandemia, distintas personalidades de los medios se ocuparon de hacer saber su opinión.

Esta vez, el conductor del programa de El Trece fue duro contra el Presidente y disparó contra todo su equipo, en su característica editorial.

No fue un error. Un error es otra cosa, es cuando querés hacer algo y te equivocas en hacerlo así”, comenzó diciendo Lanata. Rápidamente hizo alusión a la defensa que había dado Fernández, en la que explicaba que había sido la Primera Dama la que había organizado la reunión, sin avisarle a él.

No fue culpa de Fabiola. En todo caso, no solo de ella. No era una fiesta sorpresa. Entonces ¿por qué lo hicieron? Porque se creen parte de una casta superior y creen que pueden hacerlo”, atacó contra el mandatario.

El festejo había tenido lugar en el mes de julio, cuando el país se encontraba bajo el régimen de la primera etapa de la estricta cuarentena que había impuesto el mismo Presidente. Al igual que la mayoría ofendida por el hecho, el periodista comparó la realidad de las cabezas del Gobierno con la del resto de los argentinos en ese entonces.

La foto de la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yáñez con Alberto Fernández en la Quinta de OlivosGentileza

Es muy argentino aquello de ‘una ley para nosotros y otra ley para la gilada’. Nosotros somos la gilada y ellos son el poder. Ellos se creen mejores que nosotros. Son ‘personal esencial’. Ellos son los del vacunatorio VIP con certificado falso de personal de salud. Como Zannini, por ejemplo”, reclamó furioso.

Luego, profundizó sobre este último tema y se refirió a los involucrados como parte de una “casta”. “Ellos son los que vacunaron primero a sus familiares. La impunidad y los privilegios han consolidado a los políticos en una casta”, dijo primero.

“Esa casta puede festejar su cumpleaños en pandemia sin preocuparse si está bien o mal. Lo hacen porque creen que les corresponde. No fue una fiesta clandestina. De otro modo, no hubiera habido fotos. Fue una fiesta de la casta”, agregó al respecto.

Por último, habló de las consecuencias y del “castigo” con el que a partir de ahora deben cargar los involucrados.

Les preocupa lo que llaman ‘la antipolitica’ y nadie desprestigia más a los políticos que los políticos mismos. El presidente ya tiene su peor castigo consigo mismo: la gente vio que el rey está desnudo. De eso no se vuelve”, exclamó.

//Mirá también: La Cámpora defendió al Presidente por el escándalo de Olivos y atacó a la prensa y Mauricio Macri

Sobre el precio a pagar, Lanata dejó en claro que no cree que sea necesaria la peor condena, pero sí que al menos se aplique una.

No alcanza con pedir disculpas. La condena por violación de cuarentena es excarcelable y nadie pretende tampoco que vaya preso por esto. Creo que fue Martín Lousteau quien propuso una probation, un laburo social, por ejemplo”, explicó.

“Pero lo importante frente a esto es que tenga alguna consecuencia. Si alguien hizo algo mal, debe tener una consecuencia. No hay país posible si da todo lo mismo”, remarcó el periodista.

Y luego dijo: “Si esta causa termina en un juez penal y se disuelve entre los cajones de tribunales, la casta va a reafirmar lo que cree sus derechos. La palabra del presidente ya no existe más”.

Podría recuperarla si se dispone a afrontar las consecuencias de sus actos”, cerró en su editorial.