Jimena Barón tiene una extensa carrera como artista. No sólo se dedicó a la actuación sino que a lo largo de los años, también se animó a dedicarse a la música y al modelaje. Por eso es que fuimos viendo su crecimiento y sus cambios con el paso del tiempo.

A los 11 años, mientras lucía anteojos y un corte de pelo carré, fue una de las actrices principales en una de las tiras de Adrián Suar. En “Gasoleros” interpretó a Loli y ganó dos años consecutivos un premio Martín Fierro por su labor.

Jimena Barón en "Gasoleros".(Foto: Web)

Ya siendo una adolescente, participó en dos tiras que fueron muy exitosas: “Son amores”, junto a Mariano Martínez y Nicolás Cabré, y “Los Roldán”, donde interpretaba a la hija del personaje de Miguel Ángel Rodríguez.

Durante su adolescencia usaba el pelo al natural.

En aquel momento, Jimena seguía usando su color de pelo natural y los rulos largos.

Jimena Barón junto a Carla Peterson.

Con el pelo ya más claro y más adulta, fue elegida por Cris Morena en el 2009 para ser una de las protagonistas de la exitosa novela juvenil “Casi Ángeles”. “Esperanza” tenía un look particular y colorido y su largo pelo ondulado era uno de los rasgos característicos de su personaje.

Jimena Barón como "Esperanza" en Casi Ángeles.(Foto: Web)

En 2011 fue su primera participación en “Bailando por un sueño” y su carrera se volvió aún más popular. Para aquel momento, ella reconoció que comía mucho por el desgaste que le generaba su participación en el certamen y otras grabaciones y funciones teatrales y contó que iba al esteticista para cuidar su cuerpo.

Uno de los looks de Barón durante el Bailando.

Los años siguientes estuvo instalada en Italia junto a su pareja de aquel momento, el futbolista Daniel Osvaldo.

En 2014 nació su hijo Momo pero la historia de amor no terminó bien. Tiempo después, denunció violencia por parte de Osvaldo y desde aquel momento, cambió su forma de ver las cosas y empezó a mostrarse con otro perfil.

Jimena Barón durante su embarazo.(Foto: Web)

La actriz volvió a los medios luego de algunos años dedicándose a su familia y se animó a recorrer nuevos caminos. Se volvió influencer, sus redes sociales cosecharon millones de seguidores y comenzó un entrenamiento físico intensivo para cuidar su cuerpo.

En el 2019, Jimena Barón fue muy activa en sus redes sociales y deslumbraba a sus seguidores con osadas fotos.

Volvió a participar en varias ocasiones del certamen Bailando por un sueño y debutó en la música: lanzó su primer álbum titulado “La tonta” que tuvo una enorme popularidad.

Cuando arrancó su carrera como cantante cosechó muchos fans.

En 2019, lanzó su segundo álbum que tuvo canciones que generaron revuelo. " La cobra” fue interpretada como un duro mensaje contra Daniel Osvaldo mientras que la canción “PUTA” fue criticada por la forma de publicitarla por considerarla alusiva a la prostitución.